TENIS

Carreño calienta en Indian Wells

Severin Lüthi, Ljubicic, extenista y entrenador del campeón suizo; Pablo Carreño, Roger Federer y el técnico del gijonés, Samuel López, en la pista central de Indian Wells. /  E. C.
Severin Lüthi, Ljubicic, extenista y entrenador del campeón suizo; Pablo Carreño, Roger Federer y el técnico del gijonés, Samuel López, en la pista central de Indian Wells. / E. C.

El tenista gijonés, que debutará este fin de semana ante el ganador del duelo Haase-Istomin, comparte pista de entrenamiento con Roger Federer

J. L. CALLEJA GIJÓN.

El tenista gijonés Pablo Carreño, en su regreso a la pista dura tras apenas estrenarse en tierra batida, debutará este fin de semana en Indian Wells tras su lesión en el ATP de Córdoba (Argentina). Lo hará casi un mes sin competición por una lesión en el antebrazo derecho que le obligó a abandonar en el torneo sudamericano durante su partido con el local Pablo Cachín.

El jugador gijonés, que se mantiene una semana más en el puesto número veinte del mundo, explica que «espero empezar a coger ritmo en este torneo, pues ya estoy recuperado».

Favorito número diecinueve en esta primera cita del circuito mundial en el mes de marzo, en el que el vencedor se embolsará 1.000 puntos, el asturiano se medirá en primera ronda en California al vencedor del encuentro entre el holandés Robin Haase (68 ATP) y el Uzbeko Denis Istomin (101 ATP).

Cabe recordar que en 2018 estuvo a punto de alcanzar los cuartos de final del torneo estadounidense. Se lo impidió entonces, el sudafricano Kevin Anderson. Ahora, el tenista forjado en el Grupo Covadonga, que en este Masters 1.000 defiende 80 puntos, figura en la parte baja del cuadro, en el que destaca Rafa Nadal (2 ATP) y Roger Federer (4 ATP), con quien compartió pista de entrenamiento estos días.

Carreño no limitará su participación a la competición individual ya que también jugará en dobles. Lo hará con el portugués Joao Sousa y se enfrentará a los americanos Mackenzie McDonald y Reilly Opelka.

La pelear del balear

Rafael Nadal, ganador de 17 torneos de Grand Slam, afronta Indian Wells satisfecho porque pese a tener «muchos problemas en el último año y medio», ha seguido, dijo, «peleando por los torneos más importantes». El balear, que recientemente sufrió una eliminación prematura en Acapulco frente al australiano Nick Kyrgios, comentó a la web de la ATP que le «habría encantado ganar el Abierto de Australia y el de México», pero hizo hincapié en que «no debería estar triste después de las lesiones de los últimos cuatro o cinco meses».

Su próximo objetivo es Indian Wells, un torneo «ya solo importante por el nombre y la imagen que tiene» y del que le encanta «la afición y la organización que hay», que califica como «una de las mejores».