Tenis | Open de Australia

Carreño espera a Fognini tras doblegar a Ivashka

Carreño espera a Fognini tras doblegar a Ivashka
Carreño, durante su partido contra el bielorruso Ivashka. / EFE

«Me veo con muchas opciones de ganarle, mi juego no se le da bien y tengo muy buenas sensaciones»

J. L. C.GIJÓN.

Pablo Carreño está a punto de igualar su mejor actuación en el Open de Australia. Es el tercer año que se planta en la tercera ronda, a un paso de los octavos de final en Melbourne, tras lograr una victoria muy relevante contra Ilya Ivashka de cara a coger más confianza en este comienzo de la temporada, sobre todo, después de finalizar el 2018 roto por las lesiones.

En su segundo encuentro bajo el sofocante calor australiano -en el primero superó al italiano Luca Vanni-, el gijonés doblegó al 'raqueta' bielorruso por 6-2, 6-3 y 7-6 (7). Y no resultó nada fácil, porque el partido tuvo que ser aplazado a causa de la lluvia cuando precisamente se iba a disputar el decisivo 'tiebreak' del tercer set en el que la calidad y el oficio fueron bastante determinantes.

Cabe recordar que Carreño, quien perdió en octavos de final frente al croata Cilic en 2018 tras derrotar antes en un duelo de récord a Muller -al que neutralizó 40 saques-, no acusó la condición física que requieren los cinco sets de su último partido, que rozó las cuatro horas para doblegar al joven Ivashka, quien eliminó en su primer partido de la ronda principal al tunecino Malek Jaziri. Tan sólo fue por debajo en el marcador en la tercera manga, después de que el bielorruso castigara con una ruptura la relajación del gijonés que, no obstante, reaccionó a tiempo para forzar el juego de desempate.

Carreño agradeció la doble falta concedida por su rival con el 7-7 del 'tie-break' para certificar su pase a la siguiente ronda, en la que se enfrentará al italiano Fabio Fognini (12 ATP), quien venció en tres sets al argentino Leonardo Mayer.

El asturiano, que la madrugada pasada jugó su segundo duelo en dobles, tiene mucha confianza en superar al transalpino y al respecto comentó a EL COMERCIO desde Melbourne que «Fognini viene de un buen 2018 y mejoró su regularidad, que solía fallarle». Y añade en este sentido que «está claro que mi juego no se le da bien, porque siempre he conseguido ganarle, aunque este partido será diferente».

Carreño tiene una gran confianza y explica que «me veo con opciones de ganarle, porque tengo grandes expectativas de hacer un excelente resultado en tercera ronda».

Su optimismo se cimenta en que «las sensaciones contra Ivashka han sido mucho mejores que en el primer partido y desde el principio me encontré muy cómodo», concluyó.

El asturiano se enfrentará en la madrugada del sábado al italiano, al que venció en sus cinco enfrentamientos. El de Moscú en 2016 supuso su segundo título ATP, el primero en pista dura.

 

Fotos

Vídeos