Pablo Carreño no puede en Shanghái con Thiem, su bestia negra

Pablo Carreño no puede en Shanghái con Thiem, su bestia negra

J. A. G.GIJÓN.

Pablo Carreño no pudo superar a su bestia negra Dominic Thiem, abdicando por 7-6 (3) y 6-3 en la segunda ronda del Masters 1000 de Shanghái. Vendió cara la derrota el gijonés, que disputó un intenso partido, decantado a favor del austriaco por pequeños detalles. Carreño no supo aprovechar las cuatro ocasiones que tuvo para romper el saque al número cinco del mundo, que se verá ahora las caras en octavos con el georgiano Nikoloz Basilashvili, número 26 del ránking mundial.

Carreño intentó desactivar los saques de Thiem, sólido en todas las facetas del juego. El gijonés forzó el desempate en el primer parcial pero se vio superado por un rival, más atinado en los momentos clave. En el segundo set, el finalista de Roland Garros rompió una vez el saque al asturiano y administró la ventaja para llevarse el partido tras 1 hora y 49 minutos. Después de meses encadenando lesiones, el jugador asturiano ha confirmado en su gira china su vuelta a la primera línea. Saldrá del torneo chino entre los cuarenta primeros del mundo y acercándose al objetivo de finalizar en el 'top 32' que le permitirá estar en el cuadro principal del Open de Australia.