TENIS

Rafa Nadal accede con sustos a las semifinales del US Open

ENRIC GARDINERMADRID.

«Físicamente, estoy bien». Eran las palabras más esperadas de Rafael Nadal. Las pronunció a pie de pista, donde acababa de abortar la rebelión del argentino Diego Schwartzman. El español acababa de batir al 'peque', como se le conoce en el circuito, por 6-4, 7-5 y 6-2.

Un marcador que parece claro y rodado, pero que, al desmenuzarlo, se descubre la dureza del enfrentamiento ante Schwartzman y la cantidad de obstáculos a los que tuvo que hacer frente el tenista balear para estar, en la noche de hoy, en sus octavas semifinales del Abierto de los Estados Unidos.

A Nadal le atacaron los calambres en lo brazos. Tuvo que ser atendido por el fisio. Recibió un masaje en el brazo izquierdo y un vendaje en el derecho, pero no mermó sus posibilidades. Cerró el triunfo en dos horas y 48 minutos y se medirá al italiano Matteo Berrettini, verdugo de Monfils y número 25 del mundo, en semifinales.