Tenis para todos en el Santa Olaya

Un grupo de alumnos de la escuela de tenis se ejercita en la cancha del Santa Olaya. /  DAMIAN ARIENZA
Un grupo de alumnos de la escuela de tenis se ejercita en la cancha del Santa Olaya. / DAMIAN ARIENZA

La escuela fabril se ha convertido en uno de los referentes dentro de la entidad, en la que es una de las disciplinas con mayor número de practicantes

CÉSAR SÁNCHEZ GIJÓN.

El apellido Avendaño es sinónimo de tenis. Del mejor tenis. Y desde hace más una década de una de las actividades de referencia en el Santa Olaya, donde el deporte de la raqueta no deja de crecer y, prácticamente, se ha convertido en la segunda actividad en número de practicantes en la entidad presidida por Secundino González.

Los hermanos Baltasar y Óscar Avendaño llegaron al club fabril con el desafío de que «el tenis llegase a todos». «Ofrecérselo a todo el mundo y que disfruten con este deporte», admite Baltasar, que junto con su hermano también son los responsables del pádel en la entidad de El Natahoyo. Parece que lo están logrando ya que cuenta con unos 125 alumnos en los cursos de tenis y alrededor de 80 en los de pádel.

Imparten todo de cursos y niveles. Desde los de iniciación, a los que se puede asistir desde los cuatro años, hasta los de competición, si los alumnos lo requieren. En este apartado, Baltasar hace hincapié en que «tenemos una colaboración constante con los equipos de competición del Santa Olaya, que están realizando un gran papel».

Los cuadrantes de los cursos reflejan la aceptación de la actividad ya que son pocas los huecos que quedan libres para asistir a los cursos. Para ello, se han rodeado de un buen equipo de profesionales como Rafa Conde y esta temporada se ha reforzado con Jorge Carbajo.

Nuevas instalaciones

El técnico luanquín admite que las nuevas instalaciones «han sido fundamentales para el despegue de la actividad. Son una maravilla y con ellas podemos asegurar mayor calidad en la enseñanza».

La escuela de tenis del Santa Olaya quiere ir más allá y dar una formación en valores a los jóvenes deportistas, con los que programan actividades interclubes con todas las categorías con entidades como el San Fernando y el Tenis Oviedo, entre otros. «Lo que nos interesa es que vivan el tenis y que a través de él tengan una forma de relacionarse con otros deportistas», admite Baltasar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos