Muguruza sobrevive a lo imprevisible

Muguruza realiza un saque. /
Muguruza realiza un saque.

La española accede a la segunda ronda de Wimbledon tras doblegar con sufrimiento a la italiana Giorgi

MANUEL SÁNCHEZ

Garbiñe Muguruza disipó las dudas que dejó su derrota en el Open de Mallorca la semana pasada con una trabajada victoria en su debut sobre el pasto verde de Wimbledon. La caraqueña controló el temperamento de la joven Camila Giorgi hasta conseguir doblegarla en tres duros sets. Muguruza encontró la forma de lidiar con una jugadora capaz de lo mejor y de lo peor. La italiana Giorgi llevó la agresividad hasta el último extremo, jugando muchas pelotas ajustadas, con un tenis a cara o cruz; si entra, bien, si no, ya entrará la siguiente. Un plan que años atrás hubiese podido descolocar a Muguruza, pero que ahora controla a la perfección.

Más información

La española se puso el mono de trabajo y mostró su faceta más defensiva, creando un escenario propicio a su juego, donde los peloteos largos y las bolas liftadas reinaban sobre los 'palos' de la italiana. Una estrategia que tardó en concretarse tras un comienzo lleno de nervios y vaivenes. Tres roturas de saque en los tres primeros juegos hacían presagiar un partido en el que quien consiguiese mantener su servicio tendría todas las papeletas para ganar.

El nivel de tenis iba 'in crescendo'. Muchos peloteos. Puntos largos y disputados, que por momentos hacían pensar que no era un partido sobre hierba, sino sobre tierra batida. Con las espadas en todo lo alto la vena de campeona de Garbiñe Muguruza salió a escena. La hispano-venezolana tiró de experiencia, se apoyó en varios servicios directos y consiguió parar la sangría de 'breaks'. Una vez mantuvo su saque ya nadie se lo arrebataría. En un abrir y cerrar de ojos Garbiñe había anulado la agresividad de Giorgi y colocaba un contundente 6-2 en el marcador.

A Giorgi le salió cara

El segundo set fue completamente distinto. Si la primera manga fue la cruz para Giorgi la segunda supuso la cara. La italiana se hizo fuerte desde el saque. Neutralizó la defensa de Muguruza y encontró hueco para lanzar golpes ganadores a doquier. Con Giorgi intratable al servicio, Garbiñe flaqueó en los momentos importantes. La caraqueña sirvió dos veces para mantenerse en el set, con 5-4 y con 6-5, y falló en la segunda ocasión. La italiana cerraba por 7-5. Habría tercer set.

Con un guión parecido al del anterior set Garbiñe aumentó su nivel de juego con el objetivo de encontrar resquicios en el servicio de Giorgi. Y los encontró. Con todo igualado, empate a un set y empate a un juego en la tercera manga, llegaba el momento que cambiaría el partido. Un juego de diez minutos de duración que catapultaría a Muguruza a la segunda ronda del torneo. Hasta seis puntos de 'break' en este juego necesitó la hispano-venezolana para doblegar el saque de Giorgi. Con la ansiada rotura en el bolsillo la pupila de Sam Sumyk mantuvo sus servicios para conseguir cerrar el partido por 6-2, 5-7 y 6-4 tras más de dos horas y media. «Me gusta jugar partidos difíciles», declaraba Garbiñe al término del encuentro.

En la siguiente ronda Muguruza se enfrentará a Jana Cepelova, una rival, a priori, más sencilla, ante la cual la clave residirá en mejorar la estadística en bolas de rotura (hasta 15 ocasiones de 'break' perdió la hispano-venezolana). El partido, si las condiciones climatológicas lo permiten, se disputará el miércoles.

Ferrer, Almagro y Suárez pasan a segunda ronda

Según informa EFE, el español David Ferrer, número 14 del mundo, y 13º cabeza de serie del torneo, se clasificó para segunda ronda de Wimbledon tras imponerse al israelí Dudi Sela por 6-2, 6-1, 6-1

Ferrer se enfrentará en el siguiente encuentro con el ganador del partido entre el francés Nicolas Mahut y el británico Brydan Klein.

Nicolás Almagro también logró la victoria, pero la suya fue más igualada, ante el brasileño Rogerio Dutra Silva por 6-3, 7-6 (6), 5-7, 3-6 y 6-3, en tres horas y seis minutos.

Almagro se enfrentará en segunda ronda con el ganador del encuentro entre el uzbeko Denis Istomin y el surafricano Kevin Anderson, vigésimo favorito.

Por su parte, Pablo Carreño cayó por 6-7 (4), 2-6 y 4-6 ante Milos Raonic. El partido duró 1 hora y 56 minutos. A esta derrota española hay que sumar la de Guillermo García López ante el italiano Andreas Seppi por 6-2, 6-4 y 6-0 en 1 hora y 37 minutos.

La tenista que sí logro la victoria fue Carla Suárez que se impuso en tres sets a la china Shuai Zhang por 3-6, 6-4 y 4-6 en dos horas y siete minutos de encuentro.