Más de 120.000 trabajadores asturianos tienen aún «bloqueados» los convenios

Protesta de los trabajadores del metal que tuvo lugar el pasado viernes ante la sede de Femetal. / A. GARCÍA
Protesta de los trabajadores del metal que tuvo lugar el pasado viernes ante la sede de Femetal. / A. GARCÍA

Los sindicatos plantean movilizaciones si no se alcanzan acuerdos en el metal, hostelería, comercio, construcción, limpieza y alimentación

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

Unos 120.500 trabajadores asturianos tienen aún «bloqueados» los convenios colectivos este año, según los sindicatos. Son siete los acuerdos sectoriales que siguen pendientes de negociación con las patronales empresariales del metal, hostelería, comercio, limpieza, construcción y obras públicas y alimentación, tanto minoristas como mayoristas.

Las organizaciones sindicales utilizan el adjetivo «desconcertante» para definir esta situación de bloqueo. «No se entiende que en épocas difíciles, de crisis, se pudiera llegar a acuerdos buenos y ahora que las empresas vuelven a los beneficios y hay aumento de ventas, los empresarios pongan obstáculos para entendernos». Alfredo García, secretario general de Servicios de CC OO también tiene la clave del porqué: «Todo el mundo mira al convenio del metal y, a su vez, la patronal Femetal mira a la CEOE, que está pendiente del acuerdo con los sindicatos en Madrid», cuya firma está prevista para hoy. «Esto va en cascada. Hay un efecto dominó: cuando se resuelva el primer asunto, esperemos que los demás vayan detrás», añadió.

En caso contrario, UGT y CC OO ya plantean movilizaciones. En el metal, del que dependen 23.000 trabajadores, se han producido las primeras concentraciones ante la sede de Femetal en este mes de junio. Las protestas irán de «menos a más», para llegar al otoño con una convocatoria de huelga si antes no hay respuesta por parte de la patronal.

Más información

Femetal y sindicatos no logran avanzar en el nuevo convenio colectivo para este mismo año, debido, entre otras cuestiones al incremento salarial del 1% sin cláusula de revisión que propone la patronal, cuando las centrales piden que sea del 3% y, en todo caso, con la citada cláusula acorde al IPC (ya en 2017 la subida fue del 2% anual). Otro de los planteamientos de los empresarios que tiene el total rechazo de UGT y CC OO es el de eliminar la antigüedad tanto de los trabajadores en activo, a quienes se congelaría dicho concepto, como a las nuevas incorporaciones. La antigüedad venía suponiendo un aumento del 5% del salario base por cada quinquenio, con lo que su supresión significaría «un retroceso a niveles salariales de hace 25 años», advierten los sindicatos.

Además, en cuanto a la Formación Dual la patronal pretende que los trabajadores se incorporen a las empresas en un escalón inferior en cuanto a categoría salarial, «con lo que se daría la paradoja que estar formando a trabajadores para que entren en el nivel menos cualificado. Es una contradicción», advierten, en un momento en que los empresarios vienen afirmando que falta mano de obra experimentada en este sector.

En la hostelería, de la que dependen unos 20.000 trabajadores, el último convenio se firmó en 2011. Las centrales también están organizando ya movilizaciones. La primera tendrá lugar hoy, aprovechando la celebración del segundo Congreso Mundial sobre destinos Inteligentes que tendrá lugar en Oviedo. El mayor escollo de este convenio está en la incapacidad temporal. Los sindicatos entienden que el trabajador tiene complementado el 100% del salario desde el primer día de baja, pero los empresarios rechazan este punto. También la subida salarial es otra de las exigencias sindicales, porque «los trabajadores de la hostelería hemos perdido un 10% de poder adquisitivo desde 2012», advierte Alfredo García.

En el comercio -con más de 20.000 empleos-, UGT y CC OO plantean una subida salarial del 3,5%. «la última reunión con la patronal fue el mes pasado. Ahora nos dan largas, se niegan a todo porque dicen que el sector va mal, y ya estamos planteándonos alguna medida de presión», explica el responsable de Servicios de CC OO.

En el sector minorista de alimentación, del que de dependen 30.000 trabajadores en Asturias, las negociaciones -en las que además de UGT y CC OO participa también USO- apenas han comenzado y en el de mayoristas, que da empleo a 8.000 personas, la mesa de negociación se constituyó este mismo mes. «La estrategia es a ver quién mueve primero», dicen los sindicatos.

Pero en este juego de ajedrez, «los ánimos están caldeados». Especialmente en el sector de la limpieza, con 12.000 trabajadores. El próximo día 28 se concentrarán ante la Junta General del Principado. Las centrales quieren negociar una subida y complementos salariales, además de condiciones y derechos laborales.

En la construcción se contabilizan en Asturias 8.500 trabajadores por cuenta ajena (otros 8.700 son autónomos). La patronal y los sindicatos han acordado prorrogar el convenio de 2016, de momento hasta el 30 de septiembre. Entre otras cuestiones, las centrales piden que en el nuevo convenio se incluya la cláusula de ultraactividad, que consiste en el mantenimiento de las condiciones pactadas en los convenios colectivos, pese a la finalización de su vigencia. Se trata por tanto de la prórroga de estas condiciones durante el lapsus temporal que comprende el período que transcurre entre el fin de la vigencia de los convenios colectivos y durante el período de negociación previo a la aprobación de un nuevo convenio colectivo.