Neosentec, premio al Mejor Proyecto Empresarial de Base Tecnológica

El Centro Europeo de Empresas e Innovación del Principado entregó también el galardón del VIII Concurso de Patentes, que en esta ocasión recayó en Ducalux

A. COLLADO OVIEDO.

Diecisiete candidatos y tres finalistas elevaron el nivel de la novena edición del Premio al Mejor Proyecto Empresarial de Base Tecnológica, que cada año concede el Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEI) del Principado y que, en esta ocasión, recayó en Neosentec. La actividad de esta joven empresa se basa en la investigación, desarrollo y comercialización de aplicaciones informáticas. Su trabajo se dirige a desarrollar aplicaciones de realidad aumentada sobre 'wearable devices', es decir, componentes tecnológicos que nos aportan información y nos visten. Así, sus promotores, Pedro Sáez y Carlos González, presentaron el proyecto Lazzus, un sistema propio que utilizando 'google glass' informa a los invidentes de qué puntos de interés entran en su campo de visión en cualquier ciudad el mundo.

Fue una difícil elección para el jurado. A las puertas se quedó Joinsports, que aplica alta tecnología computacional al mundo del fútbol. Lo hace a través de herramientas informáticas y algoritmos matemáticos, que utiliza para extraer conclusiones de aquello que la mente humana no percibe. Así, presenta a sus clientes informes personalizados realizados tras el análisis de los datos disponibles en el mercado. Las conclusiones que arrojan las técnicas de 'big data' son expuestas en lenguaje deportivo y utilizando técnicas de visualización.

Del mismo modo, rozó el galardón Wetech, que integra la tecnología en la moda y comercializa pulseras interactivas con los teléfonos móviles. La joven empresa, que ya ha creado marca y abierto canal comercial, ha sentado las bases para un futuro crecimiento y ya está desarrollando su segundo producto: pulseras de aviso.

Por otra parte, el CEEI premió a Distribuciones Ducalux por su equipo de cama DC10 para enfermos y discapacitados, que incorpora una ducha, que ganó el VIII Concurso de Patentes y Modelos de Utilidad de Asturias. Los premios estuvieron patrocinados por el Idepa, Mapfre, SabadellHerrero, La Caixa, Caja Rural, Prodintec y Garrigues.