Victoria al cuadrado en STARTinnova

Los estudiantes de primero de Bachillerato finalistas con sus profesores, miembros del jurado y representantes de las entidades colaboradoras de STARTinnova. /
Los estudiantes de primero de Bachillerato finalistas con sus profesores, miembros del jurado y representantes de las entidades colaboradoras de STARTinnova.

Grupos del Santo Ángel, de Avilés, y del Monte Naranco, de Oviedo, se imponen en la tercera edición

J. L. GONZÁLEZ / N. A. ERAUSQUIN GIJÓN.

Hace cinco meses, cuando comenzó la tercera edición de STARTinnova, el programa de fomento de la cultura emprendedora de EL COMERCIO, el objetivo de sus casi 200 participantes no era otro que aprender, aprender qué hay que tener en cuenta para montar un negocio y cómo hacerlo, pero las fases fueron avanzando y, de los 39 equipos que comenzaron, pertenecientes a doce centros de toda Asturias, solo llegaron a la final diez. Entonces, para sus integrantes, estudiantes de Bachillerato y Formación Profesional del Principado, la meta empezó a ser otra, hacerse con la victoria en este programa que une formación con competición.

Con algunos nervios de última hora, ayer, los equipos elegidos se dieron cita en el Centro de Cultura Antiguo Instituto para la gran final, en la que tuvieron que exponer ante un jurado de expertos sus ideas de negocio. Finalmente, el grupo A, del colegio salesiano Santo Ángel de Avilés, se impuso en la categoría de primero de Bachillerato, por delante del C.P.E.B. Carlos Bousoño, de Boal, que quedó en segunda posición; del IES Batán, de Mieres, que fue tercero; otro equipo del Santo Ángel y un grupo del Alfonso II, de Oviedo. En la categoría de segundo de Bachillerato y Formación Profesional se impuso 'Sons of it', del IES Monte Naranco, de Oviedo, que superó a dos equipos de este mismo centro, otro del IES Batán y un quinto de la Fundación Revillagigedo, de Gijón.

A la final llegaron proyectos de negocio de diferentes tipos, pero llenos de talento y muy trabajados, desde una empresa dedicada a realizar piezas descatalogadas de coche con impresoras 3D, a una tienda para alérgicos, pasando por una furgoneta que se acerca a los centros de trabajo para que sus usuarios se relajen o tiendas que ofrecen servicios personalizados. Sin embargo, después de tantos meses de trabajo, dos fueron los proyectos vencedores y, ya no solo por la idea, sino por todo el desarrollo de su plan de negocio o su forma de exponerlo. De hecho, la puntuación del jurado en la final era solo una parte de la nota, en la que también tenía un peso importante la evaluación previa que realizaron profesores de la Universidad de Oviedo para elegir a los finalistas.

En la categoría de primero de Bachillerato, el proyecto ganador fue el de Pablo García, Natalia Nuñez, Pablo Lechado, Lucía Moro, Laura González y Lucía Busto, dirigidos por la profesora Mercedes Fernández, al que llamaron 'El merkado', que propone la apertura de una carnicería halal en Gijón, en la que los productos sigan las directrices del Islam y que también permita la compra 'online' con recogida en tienda. El jurado -compuesto por la directora del CEEI, Cristina Fanjul; Beatriz Junquera y Guillermo Pérez Bustamante, de la Universidad de Oviedo; Nuria Canel, que coordina el área de emprendedores de Fade; Juan Lucas García, director de Aenor Asturias; Inés Álvarez y Felicidad Castilla, de Correos, y José Luis González, periodista del diario EL COMERCIO- destacó la brillantez de la exposición de este equipo.

En la categoría de segundo de Bachillerato y Formación Profesional, los vencedores fueron Miguel Fernández, Alejandro Rodríguez, Carlos Ramos y Luis Ángel Fernández, con la profesora María Rodríguez al frente. Su proyecto, 'Teseracto', proponía la creación de una empresa dedicada a la organización de torneos de videojuegos, con un espacio físico ubicado en la zona del Milan, en Oviedo, al que acudir para ver las competiciónes y donde también realizar convenciones y talleres de robótica. El jurado, en este caso, subrayó lo bien que lograron vender su producto, que también incluía el modelaje en 3D de figuras relacionadas con el sector.

A la final, que se desarrolló durante toda la jornada, acudieron también el director general de EL COMERCIO, Julio Maese, y el director de este periódico, Marcelino Gutiérrez, que destacaron la importancia que tiene el fomento de la cultura emprendedora en edades tempranas y el compromiso del diario en esta tarea. También asistieron a esta cita representantes de entidades que colaboran activamente con su desarrollo, como el director general de Fade, Alberto González; Pedro Quirós, director de marketing de Zitrón; Armando Menéndez, del Grupo Cultura Covadonga; Marcelino Fernández, de Caja Rural de Asturias; Nicanor Fernández, director de la Fundación EdP, y José Noval, de Trasdós.