Adrián Barbón avisa al Gobierno: «No aceptamos una descarbonización exprés»

Adrián Barbón avisa al Gobierno: «No aceptamos una descarbonización exprés»
Adrián Barbón interviene en el acto organizado por los socialistas de la localidad leonesa de Sahagún de Campos. / E. C.

El líder de la FSA comparte la tesis de la ministra de Industria de avanzar hacia una transición energética «moderada y pactada»

DANIEL FERNÁNDEZGIJÓN.

La entrevista a la ministra de Industria, Reyes Maroto, que ayer publicó EL COMERCIO pone de manifiesto que en el Ejecutivo central también hay disensiones respecto al modelo de descarbonización que plantea la titular de la cartera de Transición Ecológica. Mientras Teresa Ribera propone un modelo «exprés», la ministra de Industria comparte las tesis de afrontar un proceso de transición energética «ordenado, justo y negociado con todos los sectores» implicados. Y ayer, en León, el secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA), Adrián Barbón, hizo suyas las posiciones que la ministra Reyes Maroto explicó en la entrevista publicada por este periódico. En la fiesta del PSOE de Sahagún de Campos, quiso lanzar un mensaje claro a Teresa Ribera, a quien advirtió de que «no aceptaremos una descarbonización exprés».

Barbón recordó durante su intervención que Asturias y León comparten los mismos problemas por los que atraviesa el sector del carbón. Es por ello por lo que recalcó que la FSA se opondrá a cualquier modelo de transición energética que suponga el adelanto de los plazos pactados con la UE, acuerdos que contempla una drástica reducción de emisiones de CO2 a partir de 2030 y la generación eléctrica libre de carbón a partir de 2050. «Estoy en contra de una descarbonización exprés, tanto en su aplicación como en el modelo de transición que se decida. Quiero una transición pactada con muchos agentes», recalcó el secretario general de la FSA, en la misma línea que la ministra Maroto.

Barbón insistió en que la FSA «solo defenderá una transición justa para personas y territorios, pactada y con las pautas que establezcan a dónde vamos». Y en esas pautas , el secretario general de los socialistas asturianos exige que el carbón nacional forme parte del mix energético como fuente de respaldo. «Lo decimos con nombre y apellidos: carbón autóctono, no como hacen aquellos que durante siete años callaron como monjes cartujos mientras Mariano Rajoy desguazaba la minería de carbón nacional», recalcó.

«Ambigüedad» del Gobierno

Adrián Barbón evitó en todo momento hablar de las disensiones que hay en el Ejecutivo central respecto a cómo afrontar la transición energética. Sin embargo, los partidos políticos y agentes sociales no. Comparten el modelo «ordenado y consensuado» que defendió la ministra de Industria en la entrevista publicada ayer por EL COMERCIO, frente a la descarbonización exprés que impulsa Teresa Ribera. Por ello, organizaciones políticas, sindicatos y patronal reclaman al presidente Pedro Sánchez que abandone la «ambigüedad» en materia energética.

Luis Venta Cueli, secretario general del PP de Asturias, acusó al Gobierno de «poner a correr dos liebres: una que defiende la descarbonización exprés y otra que da apariencia de moderación». Sin embargo, el popular considera que «por mucho que el Gobierno ponga a correr dos liebres, no engaña a nadie. Tiene tomada la decisión y no es otra que cerrar las centrales térmicas asturianas».

Igual de crítico se mostró Ovidio Zapico. El diputado de IU afirmó que, tras las declaraciones de la ministra Maroto en EL COMERCIO, «el Gobierno tiene que aclararse ya. No puede estar jugando de forma frívola con algo tan serio para la economía y el futuro de Asturias como es la transición energética: o apuesta por las tesis de una fundamentalista ecológica, como es Teresa Ribera, o por una posición más moderada. Queremos saber cuál es la posición del Gobierno», añadió.

El presidente de Foro, Pedro Leal, no tiene dudas: «Da igual lo que diga una ministra u otra, no me creo nada de este Gobierno. Solo hace política de gestos, sin compromiso alguno».

Desde la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), su presidente, Belarmino Feito, criticó la «ambigüedad» del presidente del Gobierno y los ministerios de Industria y Transición Ecológica. Cree el presidente de la patronal que desde el Ejecutivo central «no hay una defensa clara de los intereses de la industria». «La entrevista con Javier Fernández la liquidó el presidente Pedro Sánchez con un 'tomo nota'. Maroto aboga por una transición justa, pero Ribera ha dicho que habría ganadores y perdedores. En ningún caso Asturias puede ser la perdedora una vez más. No estamos en condiciones de afrontar una nueva una reconversión industrial», afirmó.

Por su parte, el secretario general del SOMA-Fitag-UGT y miembro de la ejecutiva de la FSA, José Luis Alperi, defendió las posiciones «de moderación» que a su juicio ha traslado Reyes Maroto en su entrevista publicada ayer por este diario. «Deja claro la ministra que los ministerios no son compartimentos estancos, que lo que uno hace o dice influye en el otro. La transición debe afrontarse desde el consenso y el diálogo y, sobre todo, atendiendo a los territorios y a los trabajadores», afirmó.

Desde CC OO, su secretario general de la Federación de Industria, Damián Manzano, recibió con moderado optimismo las tesis que la ministra del ramo defendió en EL COMERCIO. «Reyes Maroto tiene los pies más en el suelo que Teresa Ribera, que está más bien en las nubes».