El asturiano Víctor Madera compra al marqués de Cubas la mayor finca de Monfragüe

Vista del Parque Nacional de Monfragüe, en Cáceres, donde está ubicada la finca 'Valero'. /  ISMAEL ROZALÉN
Vista del Parque Nacional de Monfragüe, en Cáceres, donde está ubicada la finca 'Valero'. / ISMAEL ROZALÉN

El terreno, que tiene un perímetro de 40 kilómetros y 4.350 hectáreas, es conocido por su riqueza cinegética y, en menor medida, ganadera

L. CASTRO / A. ARMEROGIJÓN / CÁCERES.

La cartera de propiedades del asturiano Víctor Madera (Cartavio, 1962) vuelve a crecer. El médico especializado en Medicina Deportiva, exconsejero delegado de Quirón Salud y número 50 de la lista 'Forbes España', con una fortuna estimada de 560 millones de euros, ha adquirido la finca 'Valero', la más grande del Parque Nacional de Monfragüe, en Cáceres. El terreno, que pertenecía a Fernando Falcó y Fernández de Córdoba, marqués de Cubas, tiene un perímetro de 40 kilómetros y 4.350 hectáreas, de las que 1.350 están dentro de los límites del espacio protegido. Y su principal fuente de infresos es el aprovechamiento cinegético y, en menor medida, la ganadería.

La finca llevaba en manos de la familia Falcó desde comienzos del siglo XIX, aunque la Junta de Extremadura intentó sin éxito expropiarla en los años ochenta. En ella cazó venados el rey emérito don Juan carlos y fue el espacio vacacional de Diana de Gales en 1992. Ahora, tras casi tres décadas en sus manos, el Marqués de Cubas se desprendió de ella con una operación, que según fuentes conocedoras del terreno y especializadas en compraventas de este tipo en Monfragüe, estaría cerca de haberse sellado en veinte millones de euros.

'Valero' pasará a ser una más de las propiedades que Madera posee en España. Solo en Asturias, su tierra natal, tiene más de una docena, entre palacios, villas, castillos y casas señoriales. Una de sus últimas adquisiciones fue la antigua sede de Banesto, en Oviedo, en la calle del Marqués de Santa Cruz, un inmueble de siete alturas que llevaba trece años en desuso. Asimismo, el médico asturiano es propietario de la empresa Paisajes de Asturias S. L., que cuenta con un capital de 53,689 millones de euros, y está especializada en rescatar históricos edicios en ruinas para reconvertirlos en hoteles. También tiene propiedades en Madrid y Baleares, donde posee junto a sus socios el 1,5% de la superficie de Menorca, según sostiene el diario que lleva el mismo nombre. Es su pasión, coleccionar inmuebles con valor histórico para después restaurarlos con la ayuda, entre otros socios, de su mujer, Maria Obdulia Fernández, con quien tiene cuatro hijos y comparte su pasión por el arte.

Su fortuna proviene, en gran medida, de la venta en 2018 de Quirón Salud, cuando era su consejero delegado, al grupo alemán Fresenius Medical Care, especializado en la fabricación de tecnología médica e incluída en el índice Dow Jones. Fue una de las mayores operaciones financieras del negocio hospitalario privado en España y superó los 5.760 millones de euros. Madera, quien en la actualidad vive a caballo entre Londres, Madrid y Asturias, obtuvo 6,1 millones de acciones de la compañía germana por valor de 400 millones de euros, además de otra cuantía en líquido.

Su cartera cuenta desde ahora con una propiedad más, especial por su tamaño, pero también por estar integrada en parte dentro del Parque Nacional de Monfragüe. Es previsible que Madera le dé a esta nueva finca un uso personal y recreativo, como ha hecho con la mayoría de sus adquisiciones hasta ahora. Aunque también tendrá un uso turístico limitado, asociado al lujo.