Oliu pide estabilidad política para impulsar la actividad económica

La premiada, Irma Clots, junto a sus padres, sostiene el premio. / ALEX PIÑA
La premiada, Irma Clots, junto a sus padres, sostiene el premio. / ALEX PIÑA

Barbón se compromete a diseñar los presupuestos «con perspectiva de género» en la entrega del premio de Banco Sabadell a la Investigación

P. LAMADRIDOVIEDO.

La relación entre la confianza y las instituciones es una de las líneas de investigación de Irma Clots, que ayer recogió, en Oviedo, el premio otorgado por la Fundación Banco Sabadell a la Investigación Económica. Asunto que también centró buena parte de la intervención del presidente de la compañía bancaria, Josep Oliu, quien apuntó a «la solidez y certidumbre» como los factores clave para lograr que los ciudadanos se fíen de las instituciones. «La actividad económica requiere de estabilidad jurídica y política para poder desarrollar todo su potencial con seguridad y eficacia en beneficio de todos», recalcó.

Por ello, el presidente de Banco Sabadell lamentó que la crisis haya dejado secuelas tan graves como el inicio de «un ciclo político caracterizado por la erosión de la confianza en las instituciones y una mayor fragmentación parlamentaria y polarización». Esta nueva realidad, junto con la pérdida de certidumbre en el entramado institucional, «puede dificultar la adopción de algunas políticas necesarias y, como hemos visto, abrir la puerta a populismos». En este sentido, Oliu subrayó que las decisiones de mayor peso, que permiten mejorar la sociedad y fortalecer la economía, «requieren grandes consensos acerca de qué hacer sobre la base de marcos institucionales estables y no cuestionados por la ciudadanía».

En este punto, el presidente de Banco Sabadell indicó lo paradójico que resulta que estas tendencias populistas hayan surgido en un momento en que se «ha constatado que los grandes desafíos a los que se enfrenta la humanidad solo pueden abordarse desde una perspectiva global y consensuada». Una postura que solo puede implementarse a través de instituciones sólidas, «con capacidad de actuación más allá de una jurisdicción concreta y cuya actuación goce de la confianza de la sociedad».

Entre los mayores retos que encara la sociedad y que precisan de esa fortaleza institucional y consenso a gran escala, Oliu citó la sostenibilidad, la transición energética y la ciberseguridad. Entre las instituciones «que han sido foco de críticas» en los últimos tiempos, apuntó a los bancos centrales. A pesar de las políticas heterodoxas, como los tipos de interés negativos y los programas de compra de activos, hace años que estos organismos «no están logrando alcanzar sus objetivos», lo que, según Oliu, pone de manifiesto que la política monetaria tiene sus limitaciones.

Tipos de interés negativos

«Además, habría que tener en consideración las posibles vulnerabilidades financieras que los tipos de interés negativos pueden estar generando», añadió, al tiempo que advirtió de que el margen de ajuste para evitar que los tipos acaben afectando a las economías domésticas se reduce. No obstante, el presidente del Sabadell resaltó que la política monetaria no es la única herramienta disponible. Aludió así a la política fiscal, «que hoy en Europa también debe hacer su contribución» y se ha convertido en un tema central de debate entre los economistas.

Además de elogiar el trabajo de la ganadora durante su discurso, Oliu tuvo palabras de agradecimiento para el presidente asturiano, Adrián Barbón, por «su asistencia a una velada tan llena de significado» para la entidad bancaria. «Su presencia aquí es una muestra de la voluntad de fortalecer el vínculo ya existente entre el Principado y Banco Sabadell», aseguró. Previamente a la entrega del premio, el jefe del Ejecutivo regional recibió en Presidencia a Oliu y al subdirector general de Banco Sabadell, Pablo Junceda.

En su intervención, Barbón argumentó por qué considera tan necesarios trabajos como los desarrollados por Clots, premiada por su investigación cuantitativa sobre aspectos de género de la economía política. «Tenemos tan interiorizada la mirada patriarcal que nos perdemos», manifestó para, a continuación, asegurar que es de sobra conocido «que no hay democracia sin mujeres en la toma de decisiones y en la representación política». Así como que el sistema se hace insostenible sin un «reparto justo y equitativo» del empleo y los cuidados, «como también sabemos que erradicar la violencia de género es la gran asignatura pendiente que tenemos como sociedad».

A todo esto se ha comprometido el Gobierno del Principado, recordó, ya que su intención es que las estrategias de igualdad sean transversales en su Ejecutivo. Barbón declaró que diseñará los presupuestos «con perspectiva de género», extenderá la coeducación en todas las etapas educativas y hará «un esfuerzo formativo para los profesionales determinantes en el tránsito de la igualdad formal a la real». Además, aseguró que pondrá en marcha el Plan de Igualdad en la Administración pública. Para concluir, recalcó que la igualdad es «la mirada» que durante tanto tiempo ha faltado para fortalecer la democracia y lograr una sociedad más justa.

El género de los políticos

Antonio Cabrales, catedrático de Economía y director del Departamento de Economía en el University College London, fue el encargado de glosar la figura de Clots. De la galardonada destacó que «es una investigadora especial en nuestro país en cuanto a que su trabajo resalta la interacción entre instituciones políticas, sociales y desarrollo económico». Clots, doctora en Economía por la London School of Economics and Political Science y catedrática en la Universidad de Kent, desgranó algunos de sus trabajos más reconocidos, como el que versa sobre la 'Economía política en India'.

Esta investigación reveló que «el género de los políticos es importante, pero su posición social, es decir, su casta, también debería tenerse en cuenta», explicó. Sobre su trabajo relativo al ámbito de las instituciones, Clots subrayó que, en un mundo todavía marcado por las desigualdades de género, «debidas a diferencias de renta, de riqueza, de oportunidades o simplemente debidas al lugar de origen, es muy importante entender de qué forma estas desigualdades interactúan con el poder y la toma de decisiones».