Bruselas investiga la importación de energía producida con carbón desde Marruecos

Bruselas investiga la importación de energía producida con carbón desde Marruecos

El país africano compite con ventaja sobre las empresas españolas al generar electricidad sin tener que hacer frente a los costes por emisiones de CO2

LAURA CASTRO

La Comisión Europea trata de buscar una solución a la importación de energía producida con carbón desde Marruecos. El país africano puso en marcha dos nuevas centrales térmicas y genera electricidad sin tener que hacer frente a los costes por emisiones de CO2 impuestos por la Unión Europea. Esto supone una ventaja competitiva para Marruecos mientras que el viejo continente continúa avanzando en su plan de transición energética con una firme apuesta por las renovables.

España exportaba electricidad de generación 'verde' al país africano, pero desde noviembre, según publica el Periódico de la Energía, ha comenzado a comprarle energía más barata tras la puesta en marcha de dos nuevas centrales de carbón. Bruselas estudia medidas para resolver este conflicto, entre las que podría estar la aplicación de un impuesto medioambiental como medida 'antidumping' o defensiva. Es algo que el Principado y algunas empresas como ArcelorMittal ya han reclamado anteriormente para proteger la producción de las empresas europeas.