Las tres cámaras asturianas buscan cerrar negocios con países africanos

Las tres cámaras asturianas buscan cerrar negocios con países africanos
José Luis Álvarez Almeida, Mario Costa, Félix Baragaño, Carlos Paniceres y Luis Noguera. / P. LORENZANA

Marruecos ofrece oportunidades en renovables, industria automovilística y bienes de consumo y Cabo Verde en el sector turístico

P. LAMADRID OVIEDO.

Uno de los principales objetivos de las tres cámaras de comercio asturianas es lograr la internacionalización de las compañías. Y ayer se dio un paso más hacia la búsqueda de nuevos mercados más allá de las fronteras españolas con la firma de un acuerdo de colaboración entre las entidades camerales y la Unión de Exportadores de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (UE-CPLP) en Oviedo. Este organismo aglutina a nueve países de cuatro continentes: Angola, Mozambique, Cabo Verde, Santo Tomé y Príncipe, Guinea-Bisáu y Guinea Ecuatorial (África); Timor Oriental (Asia); Portugal (Europa) y Brasil (América).

No obstante, a partir de estos países se puede hace negocio con otros muchos. El objetivo es expandirse hasta 86, tal y como indicó el presidente de la UE-CPLP, Mario Costa. «Este convenio facilita para que los empresarios asturianos puedan vender sus productos en esos países y, a su vez, los portugueses puedan hacerlo en Asturias», señaló el presidente de la Cámara de Comercio de Oviedo, Carlos Paniceres, quien aseguró que el futuro de la región pasa, en buena parte, por promover la exportación en las empresas. Por ello, las tres cámaras y la Federación Asturiana de Empresarios (Fade) han creado un grupo de trabajo sobre políticas de globalización.

«El objetivo es que cuando vayamos a Asturex marquemos cuáles son nuestras necesidades y nos coordinemos mejor», añadió Paniceres. Por su parte, Costa destacó que los países de lengua portuguesa están «en una situación muy buena» desde el punto de vista económico, aunque las regiones africanas y Timor Oriental son muy dependientes de sus importaciones y poseen abundantes recursos naturales, «pero no tienen el 'know-how' (conocimientos técnicos y administrativos)» para explotarlos. En el encuentro también intervino, por videoconferencia, el delegado de UE-CPLP en Marruecos, David Garay, ya que este país es miembro del organismo luso en calidad de observador. Señaló que, en 2017, 20.000 empresas españolas exportaron a Marruecos, «un mercado que está a catorce kilómetros de España, pero es un total desconocido desde el punto de vista del turismo y los negocios».

El sector de las renovables es pujante en la economía marroquí, así como las industrias automovilística y aeronáutica. Asimismo, Garay destacó que el ámbito turístico y el de los bienes de consumo también ofrecen numerosas ocasiones de negocio para los empresarios asturianos. «Pero, sin duda, son el agrícola y la agroindustria los que mayores oportunidades proponen», ya que el 40% de la población trabaja en el campo, aunque su aportación al PIB es escasa. Por ello, «el Gobierno está incentivando a los agricultores para que adquieran tecnología y mejorar así los sistemas productivos». También intervino el delegado en Costa Verde, Edson Fernández, quien apuntó al sector turístico como el idóneo para hacer negocio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos