Capsa Food invertirá 5 millones de euros en «la alimentación del futuro»

José Armando Tellado (director general de Capsa), Eva Pando (directora del Idepa), Borja Sánchez (Consejero de Ciencia, Innovación y Universidad) y Rubén Hidalgo (director de Ecosistemas de Capsa) . / I. R.
José Armando Tellado (director general de Capsa), Eva Pando (directora del Idepa), Borja Sánchez (Consejero de Ciencia, Innovación y Universidad) y Rubén Hidalgo (director de Ecosistemas de Capsa) . / I. R.

La compañía advierte de un cambio en el consumo «que no va a ser gradual» y al que se preparan para hacer frente a través de su proyecto VIDA

M. RIVEROGRANDA.

Capsa Food -que agrupa a las marcas Central Lechera Asturiana, Larsa, Innova Food Ingredients, ATO, Vega de Oro y Asana- ha puesto en marcha Capsa VIDA (Vehículo de Inversión para el Desarrollo de la Alimentación). Se trata de un proyecto con el que la empresa «refuerza su compromiso con la innovación» y al que destinará una inversión de cinco millones de euros para colaborar con empresas externas y conseguir así soluciones personalizadas para el consumidor que, además, sean sostenibles.

El proyecto fue presentado ayer al consejero de Ciencia e Innovación, Borja Sánchez, y a la directora del Idepa, Eva Pando, por el director general de Capsa, José Armando Tellado, y el de Ecosistemas de esta compañía, Rubén Hidalgo. Fue en el transcurso de un acto cleebrado en las instalaciones de la compañía, en Granda (Siero).

El proyecto Capsa destinara a este proyecto cinco millones de euros para colaborar con empresas externas e innovar en alimentación sostenible. Se trata de «tomar medidas para adaptarse a futuros cambios, ya sean tecnológicos, regulatorios, de hábitos de consumo», defendió Hidalgo.

En esos trabajos conjuntos con agentes externos, la empresa estima que destinará en asesoramiento una horquilla de entre 75.000 y 150.000 euros de media de inversión. Para otros agentes más consolidados, con más de seis meses ya facturando, la inversión ascenderá y será de más de 150.000 euros. Asturias tendrá prioridad en esta iniciativa.

El proyecto pone su vista en el año 2030, un futuro en el que Capsa prevé un cambio que «no va a ser gradual». El objetivo: crear «la alimentación del futuro», adaptándose a los nuevos patrones de consumo y disrupciones tecnológicas. En definitiva, ofrecer el mejor producto al consumidor, que además sea respetuoso con el medio ambiente basándose en la apertura, identificación de retos y propuesta de alianzas (MIA). Consejería e Idepa tendieron sus brazos al proyecto, con el que se mostraron muy ilusionados.

Por su parte, el consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, se mostró muy contento con la iniciativa y celebró que Capsa Food tome la iniciativa para tener un «efecto tractor» para el sector de la innovación. Añadió que contribuirá al objetivo de alcanzar el 2% de inversión en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) que se ha marcado el Principado para esta legislatura.