«Los de antes cohabitaban sin problema con los taxistas»

L. CASTRO GIJÓN.

El representante asturiano del sindicato Élite Taxi, Santiago Muñoz, recuerda que «los VTC tradicionales nunca han supuesto un problema y cohabitaban perfectamente con los taxistas». Pone como ejemplo a entidades asturianas como Alcucar que ofrecen un servicio «especializado», con conductores profesionales y coches de alta gama para atender reuniones y eventos de grandes empresas, bodas y acompañamientos a funerales.

Una prestación que «poco o nada» tiene que ver con la que hacen empresas como Uber y Cabify. «Gracias a estas multinacionales especulativas, los VTC de ahora no cumplen con ninguno de estos requisitos. Van en contra del interés social y en detrimento del servicio», afirma Muñoz, quien destaca, además, que realizan prácticas desleales. «No tienen tarifas reguladas y suben y bajan los precios en función de la demanda», subraya.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos