Los empresarios instan a Sánchez a eliminar la «incertidumbre» sobre la descarbonización

Los empresarios instan a Sánchez a eliminar la «incertidumbre» sobre la descarbonización
La central térmica de Lada, propiedad de Iberdrola. / J. M. PARDO

Cámaras y sectores como la construcción y el metal le piden que se «tome en serio» los problemas de la transición energética

NOELIA A. ERAUSQUIN GIJÓN.

Los empresarios asturianos han acogido con satisfacción que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, haga suyos los plazos e inversiones del Ejecutivo de Mariano Rajoy sobre la variante de Pajares o el plan de cercanías, pero cargan duramente contra su falta de aclaraciones sobre cómo pretende llevar a cabo la descarbonización, de forma que sea una transición justa y no lastre la competitividad de la industria y la economía de la región. Los presidentes de las tres cámaras de comercio y los líderes de sectores como los del metal y la construcción censuraron ayer que la Administración central mantenga «la incertidumbre» sobre un proceso de vital importancia para el Principado y reclamaron concreciones por parte del ministerio que lidera Teresa Ribera.

El descontento quedó patente ayer, un día después de la reunión que mantuvo Sánchez con el jefe del Ejecutivo autonómico. En este encuentro, el presidente del Gobierno, simplemente, «tomó nota» de las reivindicaciones asturianas para que la descarbonización se realice en el «medio o largo plazo», como reclamó el Principado, y tenga en cuenta las circunstancias económicas de la región. «Es un asunto complejo, espero que tenga sensibilidad», zanjó Fernández sobre este asunto, sin entrar en más detalles. Tampoco se dieron desde la Administración central, más allá de que se acompañará «solidariamente a los trabajadores» de la minería y de las térmicas de carbón «con voluntad de diálogo y negociación». Pocas horas después, el presidente de la Federación Asturiana de Empresarios, Belarmino Feito, ya mostraba su «preocupación» por la falta de compromisos en materia energética y ayer recogieron el guante otros empresarios.

Más información

Para Luis Noguera, presidente de la Cámara de Comercio de Avilés, que agrupa a gran parte de la industria electrointensiva de la región, resultó «satisfactorio» que Fernández pudiera poner sobre la mesa los problemas de Asturias, pero también lamentó la «incertidumbre» en la que viven las empresas cuya competitividad depende de la factura eléctrica. Por ello, pidió que se adopten medidas para darles una solución. Además, también destacó que no ha trascendido si se llegó a hablar de los accesos al puerto, una de las infraestructuras que considera de «vital importancia».

El nerviosismo entre el empresariado es tal, que el presidente de la Cámara de Comercio de Oviedo, Carlos Paniceres, volvió a plantear la creación de un frente de la sociedad civil para defender una transición energética justa. «Hay mucha preocupación y la incertidumbre no ayuda», recalcó, para mostrar su decepción por las conclusiones del encuentro, ya que, según reconoció, esperaba que se hubieran despejado las intenciones de Pedro Sánchez para las térmicas, tanto en materia de plazos como qué energías alternativas planea para Asturias. «Esperaba que en la reunión se hubiera puesto sobre la mesa este tema de una forma más coherente y sensata. Es preocupante», ahondó.

No obstante, sí aplaudió que se vayan a mantener, o incluso agilizar, los plazos para la llegada del AVE a Asturias, un hecho que marcará «un antes y un después» para la región, y también destacó el proyecto para las cercanías, que considera que será muy importante para dar un impulso al área central de Asturias.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Gijón, Félix Baragaño, reclamó que un tema de la importancia del proceso de transición energética y sus efectos sobre un sector estratégico como es la industria asturiana sea tratado por parte del Gobierno de España «con el máximo rigor y total seriedad, y no cabe despacharlo con posturas que no son acordes con la gravedad del problema». En este sentido, señaló que «se debe demostrar con palabras y con hechos esta predisposición».

«Superficialidad»

La falta de concreción por parte del Ejecutivo nacional sobre cuáles son sus planes en el proceso de descarbonización, cómo pretende llevar a cabo el cierre de las térmicas, cómo compensará a las comarcas afectadas, sus efectos en la economía y en el precio de la electricidad también fue un asunto criticado por el presidente de la Federación de Empresarios del Metal y Afines del Principado (Femetal). Su presidente, Guillermo Ulacia, cargó contra Sánchez, al que acusó de demostrar «una gran superficialidad y una falta de compromiso para que el sector industrial siga siendo un sector importante y estratégico en la estructura económica de Asturias y de España».

Desde CAC-Asprocon, su nuevo presidente, Joel García, reprochó también la falta de alternativas del Gobierno de Pedro Sánchez en el proceso de transición energética acelerado que parece estar dispuesto a emprender. «La descarbonización exprés no es posible, ni lo veo para ahora ni a corto plazo», señaló el nuevo representante de los constructores, quien pidió dar primero soluciones y alternativas a la región. «Si no iremos a una región de 500.000 habitantes», alertó.

Sí valoró, en cambio, que se hayan conseguido compromisos importantes para su sector, como la mejora de las infraestructuras pendientes o la llegada de la alta velocidad a Asturias. «Asentará inversión, trabajo y ayudaría a fijar población», reconoció García, que considera «fundamental» que entre en funcionamiento la variante y que pidió que la capacidad de endeudamiento se destine a inversión y, sobre todo, a la mejora de infraestructuras, «lo que supondría un beneficio para el sector en su integridad». «No más gasto corriente, ni políticas sociales desmedidas», pidió también el presidente de los constructores.