La empresa interesada en la ZALIA invierte seis millones en maquinaria asturiana

Empacadora y autocargador de las casas Monra Forestal y Dingoma compradas por Greenalia. / GREENALIA
Empacadora y autocargador de las casas Monra Forestal y Dingoma compradas por Greenalia. / GREENALIA

Greenalia compró empacadoras y autocargadores de firmas de Coaña y Castropol para su planta de Galicia

MARCO MENÉNDEZGIJÓN.

La empresa gallega de biomasa Greenalia, interesada en instalar una de sus plantas en la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA), acaba de invertir seis millones de euros en maquinaria asturiana para la recogida de biomasa. Se trata de 19 empacadoras y diez autocargadores forestales de tecnología asturiana, fabricadas íntegramente en el Principado por las empresas Dingoma, de Jarrio (Coaña), y Monra Forestal, de Barres (Castropol), ambas especializadas en maquinaria agrícola.

Las empacadoras de Monra están diseñadas para facilitar el proceso de atado y prensado de la biomasa, reduciendo un 80% su volumen. Están especialmente indicadas para bosques de pronunciadas pendientes y difícil acceso. En cuanto a las autocargadoras forestales construidas por Dingoma tienen una capacidad de carga de doce toneladas y cuentan con ocho ruedas motrices, lo que las convierte en uno de los vehículos mejor diseñados para el monte del noroeste de España, según explica Greenalia.

El director de Operaciones de la firma gallega, Mauro Coucheiro, indicó que «las ocho primeras unidades ya están trabajando en las tareas de empacado, desembosque y consiguiente limpieza». Añadió que «los equipos están especialmente adaptados a la propiedad forestal e infraestructuras de Galicia y los hemos elegido por su versatilidad, sus dimensiones y por su velocidad de desplazamiento».

Esta maquinaria asturiana se suma a la flota de Greenalia, que le permitirá gestionar aproximadamente 500.000 toneladas de biomasa al año, lo que equivale al suministro necesario para mantener la planta de biomasa que la firma levanta en Curtis-Teixeiro, la más grande en construcción en Europa.

Greenalia tiene su sede en La Coruña y centros de producción previstos en Galicia, Extremadura, Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla-La Mancha y Asturias. La firma están sondeando ubicaciones en el Principado para llevar a cabo su plan de expansión en la región. De momento, tiene autorizaciones administrativas para la puesta en marcha de dos plantas de biomasa de 15,4 megawatios cada una en La Espina (Salas) y Villaviciosa. Pero la ZALIA también está entre sus objetivos y a finales de marzo, tal y como adelantó entonces EL COMERCIO, Greenalia mostró su intención de construir una planta de biomasa en una parcela de 80.000 metros cuadrados. La empresa pidió entonces al Ayuntamiento la compatibilidad urbanística para su instalación, que lo trasladó a la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio. Pero antes se tendrá que dotar a la ZALIA de la instalación eléctrica necesaria para dotar de energía a la fábrica.