Una empresa invierte 2,5 millones en una planta para valorizar residuos en Carreño

Las instalaciones de AGR, impulsora de este proyecto, situadas en el polígono de Logrezana, en Carreño. / E. C.
Las instalaciones de AGR, impulsora de este proyecto, situadas en el polígono de Logrezana, en Carreño. / E. C.

AGRCR creará ocho empleos en su proyecto para recuperar metales a partir de catalizadores agotados

N. A. E.GIJÓN.

AGR Catalyst Recovery (AGRCR) instalará en Carreño una planta pionera en España dedicada a la valorización de metales contenidos en catalizadores agotados resultantes de procesos químicos, un proyecto global en el que invertirá 2,5 millones y que contará con 700.000 euros de financiación de la Sociedad Regional de Promoción (SRP). La inversión se dedicará fundamentalmente a la adquisición de equipos y sistemas auxiliares. Esta actividad permitirá la creación de ocho nuevos empleos en los próximos dos años.

Los catalizadores son sustancias que tienen la capacidad de alterar la velocidad de una reacción química, aumentándola o disminuyéndola y se emplean en diferentes ramas industriales. Con la nueva instalación se conseguirá recuperar un concentrado de metales que se reintroducirá en el ciclo de vida de los catalizadores, lo que contribuirá a una gestión sostenible, al evitar su depósito en el vertedero. De este modo, se reducirá el consumo de recursos minerales primarios y también el energético, así como las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a la extracción de metales.

Este proyecto, según la SRP, se enmarca en la Estrategia de Especialización Inteligente del Principado, que plantea entre sus líneas la apuesta por los materiales sostenibles.

El proceso tecnológico de valorización de metales ha sido desarrollado por uno de los socios de AGRCR, la empresa asturiana Aprochim-Getesarp-Rymoil (AGR), dedicada a la gestión integral que incluye la recogida, transporte, gestión y destrucción de equipos contaminados con PCB (bifenilos policlorados), un compuesto químico tóxico, y de aceite mineral sin PCB, y la descontaminación de transformadores de aceite mineral para su reutilización. Asimismo, gestiona otros tipos de residuos peligrosos y no peligrosos a petición de los clientes y que requieren un grado elevado de tecnología para su recuperación. Esta compañía fue la primera del sector implantada en España y, actualmente, es la de mayor capacidad del país y la segunda de Europa. Sus instalaciones están situadas en el polígono de Logrezana, en Carreño, en una parcela de 8.500 metros cuadrados y pendiente de una ampliación de 5.000 metros cuadrados.

En este nuevo proyecto, junto con AGR, socio mayoritario, se encuentra la sociedad británica BMJS Investments Limited, constituida por dos firmas con amplia experiencia en la gestión y tratamiento de catalizadores agotados y en la comercialización internacional de metales procedentes de dichos catalizadores.

Préstamo a Dogram

Por otro lado, la SRP también ha concedido un préstamo participativo de 150.000 euros a Dogram Ingeniería de Documentación Tridimensional, con el fin de impulsar su crecimiento. Esta compañía es una ingeniería especializada en técnicas de captura geométrica y de apariencia superficial de la realidad física, así como en la explotación virtual de esos resultados. La compañía ha desarrollado una novedosa metodología propia para crear modelos tridimensionales con una calidad muy superior a la media del mercado.