Los empresarios acusan a la CSI de arriesgar la viabilidad de Vauste

Los empresarios acusan a la CSI de arriesgar la viabilidad de Vauste
Félix Baragaño, presidente de la Cámara de Gijón, y Belarmino Feito, presidente de Fade y vicepresidente de Femetal. / PABLO LORENZANA

La Cámara de Gijón, Fade y Femetal reclaman a las administraciones que impidan «las actuaciones unilaterales e insensatas» del sindicato

P. LAMADRID GIJÓN.

El plan de inversiones de Quantum Capital Partners -el fondo alemán que adquirió la antigua planta de Tenneco en Gijón, hoy Vauste- recibió ayer el respaldo de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), la Federación de Empresarios del Metal y Afines del Principado (Femetal) y la Cámara de Comercio de Gijón ante las actuaciones de la Corriente Sindical de Izquierda (CSI). Las tres entidades manifestaron su apoyo a la dirección de la fábrica de amortiguadores, que en los últimos dos años ha logrado «un notable incremento de la productividad» y donde además están previstas nuevas inversiones «para configurar una planta más competitiva que facilite la entrada de nuevos clientes».

De esta manera, el empresariado de la región, que también destacó la apuesta de Quantum por una nueva línea de negocio basada en la fabricación de piezas para el sector de la automoción por inyección de magnesio, hizo frente común ante «las acciones lideradas por algunos miembros de la Corriente Sindical de Izquierda, con representación minoritaria en el comité de empresa de Vauste». A su juicio, comprometen la viabilidad de la empresa y ponen en riesgo más de 130 puestos de trabajo por su «irresponsabilidad». Las protestas comenzaron a principios de julio, cuando varios miembros de la CSI y trabajadores de Vauste iniciaron una huelga de diez días por la sanción a siete empleados -dos de ellos con treinta días sin empleo y sueldo y el resto con una semana- motivada por incumplir el código disciplinario de la empresa.

Ante esta situación, las tres organizaciones empresariales solicitan «a las administraciones públicas regionales y locales que se articulen mecanismos de instrucción que impidan las actuaciones unilaterales e insensatas de un reducto de personas que solo dañan la competitividad empresarial de Asturias». Según Fade, Femetal y la Cámara de Comercio de Gijón, estas acciones «hacen peligrar la viabilidad de Vauste y la entrada de nuevos clientes, puesto que de forma continuada sufren la amenaza y chantaje de algunos miembros de este sindicato, que actúan con total impunidad sobre esta y otras empresas».

Por su parte, la CSI rechazó tales acusaciones y emplazó a estas organizaciones a reunirse con la dirección de la empresa para «exigirle el cumplimiento de las inversiones comprometidas» y conocer de primera mano la situación real de la planta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos