Las empresas solo garantizan plaza a menos de la mitad de alumnos de la FP Dual del metal

Alumnos de un curso de soldaduría realizan sus prácticas en un taller. / P. CITOULA
Alumnos de un curso de soldaduría realizan sus prácticas en un taller. / P. CITOULA

UGT y CC OO alertan de que el programa puede fracasar por el «desinterés» de las compañías, a pesar de su reclamación de personal cualificado

NOELIA A. ERAUSQUIN GIJÓN.

El programa de Formación Profesional Dual experimental destinado al sector industrial comenzará a impartirse en septiembre, pero los alumnos matriculados no tienen garantizado que, a partir del segundo año, cuando les tocaría incorporarse a trabajar en las empresas, tengan suficientes plazas. UGT y CC OO denuncian que, de momento, las compañías han solicitado menos de medio centenar de alumnos de las 120 plazas que tienen estos estudios. Falta un curso para que los matriculados inicien su experiencia laboral, pero los sindicatos temen que, de seguir así, esta FP Dual fracase por el «desinterés» de los empresarios, a pesar de sus quejas habituales de falta de personal cualificado.

La FP Dual que se pondrá en marcha este mes de septiembre es una experiencia piloto destinada al sector industrial, que lleva años denunciando la falta de relevo generacional y de trabajadores bien formados. Acordada por el Principado, la patronal y los sindicatos, consta de tres cursos, el primero puramente académico y dos en los que se combinan dos días en el centro y tres en la empresa con un contrato de formación y aprendizaje subvencionado al 50%. En total, son 1.734 horas de formación en los institutos y 2.288 en las compañías, de tal forma que los estudiantes salgan ya con una importante experiencia laboral. Tanto UGT como CC OO denuncian que, tras un primer momento en el que varias empresas se mostraron interesadas, las peticiones de alumnos han dejado de llegar y ni siquiera alcanzan a la mitad de las plazas.

De no haber suficientes compañías, los estudiantes no se quedarán sin titulación, pero sí tendrán que seguir un programa de FP normal, con prácticas, pero sin esa presencia en la empresa tan reclamada, paradójicamente, por las patronales de la región, como la Federación Asturiana de Empresarios o la sectorial Femetal.

«El problema es que no se pueden exigir unos profesionales y que no haya empresas para cubrir las plazas que se convocan», critica el secretario general de UGT Asturias, Javier Fernández Lanero, un aspecto en el que coincide el secretario general de CC OO de Industria, Damián Manzano, que considera que los empresarios «no quieren la FP Dual, sino trabajadores baratos».

Ambos responsables sindicales defienden que uno de los problemas que está sobre la mesa es la negociación del convenio del metal y la pretensión de Femetal de introducir una categoría específica para estos alumnos, para «que entren con un salario más bajo y aprovecharse de esto para precarizar los salarios», critica Lanero.

Una vez que terminen la FP Dual, tras esas 3.000 horas formativas, más de la mitad en la propia compañía, la pretensión de la patronal del metal, según los sindicatos, es que entren también en la categoría más baja del convenio. «Quieren que se formen para ser aprendices. Es un absurdo. Una persona con formación de tres años, dos en la empresa, no es un aprendiz», argumenta Manzano, que recuerda que la FP Dual no es de carácter teórico. «Femetal no persigue el relevo generacional a base de conocimiento, sino de precarizar los salarios entre dos y cinco años. Primero que pague la administración dos años y luego incorporarlos con salarios menores», denuncia el líder de CC OO, que no duda en considerar «una estafa» la pretensión de las empresas en este tema y que cree que así «poco relevo generacional van a encontrar».

«Bajo ningún concepto vamos a aceptar esto», asegura tajante Lanero, que recuerda que la FP Dual es una formación diseñada específicamente para paliar las necesidades de las empresas y atendiendo a sus demandas. «Puedo entender que la FP esté alejada de la realidad, pero aquí no vale eso como excusa, porque esta es una formación a la carta, en la que se compaginan horas lectivas con prácticas y los alumnos tendrán que cobrar en relación con lo que trabajen», argumenta el líder de UGT. El secretario de Política Industrial, Medio Ambiente y Consumo de este sindicato, Juanjo García, recuerda también que la propuesta de este programa fue sometida a los agentes sociales y consensuada de forma unánime por todos, por lo que no entiende tampoco la ausencia de implicación ahora de las compañías.

La secretaria de Formación y Políticas Sociales de CC OO va en las misma línea. «Lo que más nos choca es la falta de interés, cuando se forma a gente con fondos públicos y las empresas reciben el 50% del salario de una persona para que trabaje dos años. No están demostrando el interés que creemos que deberían tener», se queja, e insiste en que, precisamente, si se pone en marcha esta FP Dual es por una demanda expresa de las compañías.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos