Los constructores acusan al Principado de licitar menos del 10% del total previsto hasta junio

Serafín Abilio Martínez, Pedro Luis Fernández, Belén Fernández y José Ramón Pardo. /
Serafín Abilio Martínez, Pedro Luis Fernández, Belén Fernández y José Ramón Pardo.

Serafín Abilio reclama al Gobierno que deje de ser «más escrupuloso que nadie con el cumplimiento del límite de déficit»

ANA MORIYÓN OVIEDO.

Un tirón de orejas. Eso fue lo que recibió ayer el Gobierno del Principado durante la jornada sobre 'El futuro de la Construcción en Asturias', que se celebraba en el Auditorio Príncipe de Asturias de Oviedo. El presidente de la Confederación Asturiana de la Construcción-Asprocón, Serafín Abilio Martínez, aprovechó su discurso de clausura para poner sobre la mesa el incumplimiento del Acuerdo por el Empleo y el Progreso de Asturias (AEPA) por parte del Ejecutivo que preside Javier Fernández. En el pacto alcanzado entre la Administración regional y los agentes sociales para el periodo 2013-2015, el Gobierno regional se había comprometido a realizar un gasto en inversión en obra pública de 242 millones de euros durante el ejercicio actual, de los que el 70% deberían estar licitados y adjudicados antes del día 30 de este mismo mes. Esto es, 170 millones de euros. El máximo representante de los constructores asturianos lamentó que «a fecha de hoy tan solo se han licitado 16 millones de euros», lo que representa menos del 10% comprometido para esta fecha. «¿Qué pasará con los 370 millones de euros previstos para 2015 si es año electoral?», se preguntó Serafín Abilio Martínez. Durante su intervención exigió «un compromiso firme» por parte de la Administración regional «que ponga fin al abandono que hemos sufrido estos últimos años», hasta el punto de que el sector ha perdido durante la crisis un 70% de sus trabajadores.

No se quedó ahí. Insistió en la necesidad de que el Principado empiece a licitar «inmediatamente» y también le pidió que deje de ser «más escrupuloso que nadie con el cumplimiento del límite de déficit impuesto por el Estado».

El presidente de CAC-Asprocón no fue el único crítico con el Gobierno del Principado. Su homólogo en FADE, Pedro Luis Fernández, también instó públicamente al Ejecutivo autonómico a recuperar el volumen de inversión, «porque ningún país tiene futuro si todos los ingresos que le llegan se destinan al gasto», argumentó. «Esta Administración no se puede permitir el lujo de no invertir», añadió. Aunque también comentó que la obra pública no se puede adjudicar de cualquier manera y pidió una reflexión tanto a la Administración regional como al sector de la construcción para evitar las bajas temerarias que proliferan en los últimos años.

«Por encima de la media»

La consejera de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, y el concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Oviedo, José Ramón Pando, fueron los encargados de clausurar las jornadas. La representante del Gobierno regional, que sustituyó en el último momento al presidente del Principado, se defendió de las acusaciones de los constructores y empresarios y señaló que la licitación en el Principado de Asturias durante el año 2013 -el primer año atribuible al actual Gobierno socialista- «ha estado por encima de la media nacional». Y en lo referente a inversión ejecutada, especificó Belén Fernández, «Asturias está la segunda de las 17 comunidades autonómas, tras Cantabria y en la misma posición que Extremadura, con una inversión desde Asturias de más del doble de la media nacional». Fernández insistió en que durante 2014 «el Gobierno del Principado de Asturias aspira a movilizar más de 200 millones de euros en inversión» y comentó que ayer mismo el Consejo de Gobierno autorizaba catorce obras públicas por importe superior a los 18 millones de euros. «El Gobierno del Principado ni ha llevado ni lleva todos sus ingresos al capítulo de gastos, la inversión está razonablemente atendida», subrayó Fernández. No obstante, puntualizó la consejera, «no podemos caer tampoco en la simplificación de que más inversión en infraestructuras públicas es sinónimo infalible de mayor riqueza» .