El 79% de las empresas asturianas tienen web, pero sólo el 7% vende por internet

Javier Fernández y María Garaña, tras la firma del convenio en el Hotel de la Reconquista. /
Javier Fernández y María Garaña, tras la firma del convenio en el Hotel de la Reconquista.

Principado y Microsoft firman un convenio para potenciar la creación de entidades de base tecnológica y formar a desempleados

ANA MORIYÓN OVIEDO.

Cerca del 80% de las empresas asturianas cuentan con su propia página web en la que exponen sus servicios y productos, pero únicamente el 7% permiten a sus potenciales clientes adquirirlos a través de este soporte. Un porcentaje muy bajo si se tiene en cuenta, además, que el 17% de los asturianos ya realizan compras por la red. Los datos, hechos públicos ayer en Oviedo por la directora general de Microsoft Ibérica, María Garaña, en el marco de la jornada 'Tecnologías que impulsan la competitividad de pymes y emprendedores', no hacen más que confirmar que aún queda mucho trabajo por hacer en este sentido en la región.

Precisamente para favorecer e incentivar el uso de las nuevas tecnologías entre las empresas asturianas, el Gobierno del Principado de Asturias y Microsoft Ibérica suscribían ayer al inicio de las citadas jornadas un convenio de colaboración con el objeto de que «las pequeñas y medianas empresas, sustento del tejido económico, expriman los recursos de la sociedad del conocimiento», en palabras del presidente del Ejecutivo asturiano, Javier Fernández. El convenio incluye tres líneas de actuación: formación tecnológica reglada a desempleados, 70.000 euros anuales para el apoyo económico a los emprendedores para crear empresas con carácter tecnológico y, por último, fomento y divulgación tecnológica entre las pymes.

El presidente del Principado, Javier Fernández, advirtió tras la firma del mencionado convenio que «todas las empresas que aspiren a un grado notable de competitividad habrán de avezarse en el uso de las nuevas tecnologías. Lo tendrán que hacer sí o sí, sean empresas recién estrenadas o con solera de décadas. Las que no lo hagan no sólo serán viejas, sino que, además, se estarán condenando a una decrepitud acelerada». La jornada contó con la presencia de Pedro Luis Fernández, presidente de la FADE, quien también apostó por la necesidad de fomentar las «habilidades tecnológicas» de los empresarios para ser más competitivos.