«Nadie es experto en todo, hay que hacer más de lo que uno hace mejor»

Roberto Luna, Jorge González Arango, Belén Varela y Balbino González, en el Antiguo Instituto, ayer. /
Roberto Luna, Jorge González Arango, Belén Varela y Balbino González, en el Antiguo Instituto, ayer.

Roberto Luna, presidente nacional de Aedipe, subraya el valor de la motivación positiva en la gestión empresarial

O. VILLA GIJÓN.

La Asociación Asturiana de Directivos y Profesionales de la Gestión de Recursos Humanos (Aedipe) celebró ayer en el Centro de Cultura Antiguo Instituto la primera sesión de sus Encuentros de Verano, con la presencia del presidente nacional de Aedipe, Roberto Luna. La motivación como recurso fundamental se planteó tanto durante su exposición como en la de la presidenta de Aedipe Galicia, Belén Varela, y en la mesa redonda que siguió a ambas, en la que también participó el vicepresidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios, Jorge González Arango, con la moderación del presidente de Aedipe Asturias, Balbino González.

Luna defendió que los responsables de los equipos de trabajo han de «reconocer a las personas lo que hacen bien. Yo puedo advertir de lo que hace mal a alguien a quien le reconozco día a día lo bueno. No es paternalismo, sino dignidad. Y esa persona no se hundirá, porque está fuerte y con confianza». Además, instó a los profesionales de los recursos humanos a buscar los puntos fuertes de cada profesional: «Nadie es experto en todo, hay que hacer más de lo que uno hace mejor, pero eso requiere conocer cada función y ser sincero con uno mismo».

En una línea similar, Jorge González Arango abogó por aprender a «aglutinar y ordenar las potencialidades de las personas» y se quejó de la tendencia de muchas empresas de prescindir del departamento de recursos humanos en épocas de recortes. Belén Varela relató su experiencia al frente de una empresa portuguesa en la que los datos de siniestralidad pasaron de ser catastróficos a «buenos con la aplicación de eso que en Galicia llamamos 'sentidiño', que aquí también comprendéis».