FADE limita los mandatosy nombra a Alberto González director general

El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Pedro Luis Fernández, el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Juan Rosell y la alcaldesa gijonesa, Carmen Moriyón en el Teatro de la Laboral de Gijón/
El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Pedro Luis Fernández, el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Juan Rosell y la alcaldesa gijonesa, Carmen Moriyón en el Teatro de la Laboral de Gijón

Pedro Luis Fernández destaca que la organización asturiana asume el Código Etico de la CEOE y da más poder al Consejo de Dirección General

EUROPA PRESSGIJóN/OVIEDO

El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Pedro Luis Fernández, ha destacado este jueves la aprobación "por absoluta unanimidad" en la asamblea de la organización de sus nuevos estatutos, que dota de "mayor transparencia" a la entidad y contemplan, entre otras cosas, la figura del director general, que ejercerá el actual secretario general Alberto González, o la limitación de la Presidencia a ocho años.

Así lo ha dicho a preguntas de los periodistas antes de participar en la clausura de la asamblea de la FADE, en el Teatro de la Laboral de Gijón, en la que también ha participado, el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Juan Rosell, el consejero de Presidencia del Principado, Guillermo Martínez, y la alcaldesa gijonesa, Carmen Moriyón.

Fernández ha explicado que se crea un Comité de Transparencia y Control Presupuestario y de Etica; desaparece la figura de tesorero y la de secretario, que se aglutina bajo una nueva de director general con poderes más ejecutivos; se limita el mandato de los presidentes a ocho años; y se cambia el sistema electoral por uno en el que los asociados puedan pasar a votar cuando quieran e incluso lo puedan hacer digitalmente o por correo.

Se asume además el Código Etico de la CEOE, que es "exigente" pero propio de estos tiempos, según el, al objeto de preservar la marca de FADE, y se da un poco más contenido al Consejo de Dirección General, al que se le atribuye una labor de fiscalización de las labores del Comité Ejecutivo.

Con todo, ha indicado que estos nuevos estatutos suponen un impulso de modernidad que ayudará a afrontar los próximos cuatro años de mandato, al ser más ágiles y adaptarse más a la figura institucional. Ha recordado, a este respecto, que el último cambio de estatutos se produjo hace 12 años, por lo que no se puede pretender, según él, que después de todo ese tiempo la FADE se mantenga "bajo el mismo entorno y el mismo régimen".