Capsa alcanza en 2013 un beneficio de 3,5 millones, tras un 2012 con pérdidas

De izquierda a derecha, Diego Mateu, director de producción y excelencia; Pere Joan Massó, director de operaciones y proyectos; Juan Povedano, director de marketing e I+D+I; José Armando Tellado, director general de la compañía; Bertino Velasco, presidente de la entidad; Charo Suárez, directora financiera; Manuel Morales, director de servicios jurídicos; María García, directora comercial; y Mariano Jiménez, director comercial Food Service. /
De izquierda a derecha, Diego Mateu, director de producción y excelencia; Pere Joan Massó, director de operaciones y proyectos; Juan Povedano, director de marketing e I+D+I; José Armando Tellado, director general de la compañía; Bertino Velasco, presidente de la entidad; Charo Suárez, directora financiera; Manuel Morales, director de servicios jurídicos; María García, directora comercial; y Mariano Jiménez, director comercial Food Service.

Confía en mantener la tendencia en 2014 aunque advierte que existe «cierta tensión» en el mercado por la caída de los precios

ANA MORIYÓN GRANDA.

Capsa Food consiguió en 2013 unos beneficios netos consolidados de 3,5 millones de euros lo que, sin duda, supone una importante inflexión para la compañía asturiana -que engloba a Central Lechera Asturiana, ATO, Larsa, e Innova Food Ingredients- que, en el ejercicio 2012, registró pérdidas por importe de más de un millón de euros. «Con enormes dificultades en el mercado y pese a que el primer semestre fue especialmente complicado y costó mucho cambiar la tendencia que veníamos arrastrando desde el año 2012, hemos sido capaces de cerrar el año 2013 en positivo», destacó el director general de Capsa Food, José Armando Tellado, quien se ocupó ayer de desgranar la memoria anual de responsabilidad corporativa 2013. Tellado avanzó incluso que esta misma tendencia de crecimiento se mantuvo a lo largo del primer cuatrimestre del ejercicio en curso, aunque reconoció que en los últimos dos meses se está generando «cierta tensión» en los mercados por los precios «tan baratos» de determinadas marcas blancas, que incluso están por debajo de los costes. No obstante, se mostró optimista sobre la posibilidad de que esta situación se corrija. «El objetivo es que podamos cumplir con nuestro presupuesto, que muestra un crecimiento con respecto al ejercicio 2013, tanto en términos de volumen como en términos de rentabilidad», dijo.

Aunque el balance económico de 2013 resultó positivo, la cifra de negocios disminuyó un 1,1% respecto al ejercicio 2012 debido, según explicaron los responsables de la compañía, a la reducción en el volumen de ventas de las leches tradicionales, que se ha visto afectado por el impulso de las marcas de distribución. Dicho efecto, sin embargo, estuvo compensado con el «buen comportamiento» de las mantequillas, así como de las leches especiales, donde se consiguió un incremento en volumen del 11 y 6%, respectivamente, con respecto al año 2012. De hecho, Capsa Food consiguió en 2013 afianzar su liderazgo frente a la competencia con una cuota de mercado del 30,1%, un 8% por encima del año anterior. Tellado llegó incluso a afirmar que «somos la única compañía de todas las categorías que está creciendo a fecha actual y confío en que sigamos trabajando con humildad para que el consumidor siga premiándonos con su confianza».

«Reinventarse»

Previamente el propio presidente de Capsa Food, Bertino Velasco, reconoció que 2013 había sido un año «complicado» por la situación de crisis generalizada y más particularmente por la que atraviesa el sector lácteo. Un escenario económico que, dijo, obligó a Capsa a «reinventarse» con una política de contención de gastos sin renunciar a la inversión de marca. Destacó que el compromiso de la entidad sigue siendo con los ganaderos y señaló que el objetivo ahora es «garantizar la sostenibilidad del sector lácteo».