Torre confía en el compromiso de mantenimiento de actividad de Thyssenkrupp

«Quien venga tiene que garantizar que se continuará con el empleo y el establecimiento fabril, con la compañía y el modelo de negocio que existe»

EFEoviedo

El consejero de Economía y Empleo, Graciano Torre, ha expresado hoy su confianza en el compromiso de la dirección de Thyssenkrupp de vender su negocio aeroportuario bajo la premisa de mantener tanto la actividad como el empleo en la factoría de Mieres, que da empleo a 334 personas.

Torre, quien hoy se ha reunido con representantes sindicales y del comité de empresa de la planta asturiana para analizar el futuro de la planta, ha explicado que, según la información trasladada por los responsables de la empresa, lo que se puede producir es "simplemente un cambio de accionariado".

El consejero ha indicado que la dirección de la compañía ha trasladado al Gobierno del Principado que puede estar "tranquilo" porque la intención es la venta del negocio "con el compromiso de mantener la actividad y el empleo".

Además, Torre ha indicado que la empresa se ha comprometido a informar sobre el desarrollo de la operación de venta.

Al término el encuentro celebrado en la sede de la Consejería, el secretario general de Industria de CCOO de Asturias, Damián Manzano, ha explicado a Efe que el objetivo de los sindicatos es "ir despejando incertidumbres", algo que "debe pasar por el mantenimiento de la actividad y el empleo", ha insistido.

Las organizaciones sindicales han trasladado al consejero la "preocupación" de los trabajadores ante la "falta de información" sobre el proceso de venta y el futuro de la factoría mierense, dedicada al montaje de pasarelas de embarque de pasajeros, y le ha pedido que inste al presidente de ThyssenFrupp Elevator para el sur de Europa, África y Oriente, Ramón Sotomayor, a aportar más información.

Manzano también ha apuntado que los sindicatos van a pedir a la dirección de la multinacional alemana que explique los motivos de la venta de una planta que ha demostrado un "alto grado de competitividad y rentabilidad", una decisión empresarial que a su juicio "no parece la más lógica".

Ramón Sotomayor precisó la semana pasada que explicó la semana pasada que ya hay algunas empresas que han mostrado su interés por hacerse con su negocio aeroportuario y que ahora comienza un proceso de selección en el que durante los próximos meses se evaluará las ofertas que se realicen, en las que la multinacional "exigirá" la continuidad del modelo de negocio y el mantenimiento del empleo.

"Quien venga tiene que garantizar que se continuará con el empleo y el establecimiento fabril, con la compañía y el modelo de negocio que existe", subrayó Sotomayor.