Alsa denuncia el ataque contra 23 autocares de servicios mínimos

Estación de autobuses de Oviedo, esta mañana. /
Estación de autobuses de Oviedo, esta mañana.

11 de ellos, de transporte escolar con 300 niños a bordo

AIDA COLLADO GIJÓN.

La huelga indefinida de los trabajadores de Alsa en Asturias tras el fracaso de las negociaciones ha comenzado con incidentes. Desde la compañía se informa que el normal funcionamiento de los servicios mínimos se está viendo dificultado por ataques y actos vandálicos sufridos contra los autobuses hoy.

Los ataques se han efectuado incluso contra 11 autobuses que realizaban rutas de transporte escolar, con 300 niños a bordo, rutas que están exentas de servicios mínimos y debieran funcionar en su totalidad, convenientemente rotulados en lunas delanteras y traseras.

Esta mañana un total de 23 autobuses han sufrido ataques con diversos objetos, fundamentalmente rodamientos de acero, que han causado 31 lunas rotas y unos daños económicos de 25.800 euros.

La respuesta de los sindicatos

El responsable del sector de carreteras de CCOO en Asturias, Manolo García, ha desvinculado a su sindicato de los ataques a vehículos con viajeros denunciados por la empresa y ha especulado con que sea la misma compañía la que los "propicie" para "desprestigiar" la movilización. "Primero decían que convocábamos la huelga por el despido de un empleado que robaba gasolina, y ahora como han quedado en evidencia porque se ha demostrado que eso era mentira, empiezan a hablar de actos vandálicos", ha criticado. "Se han quedado sin argumentos", ha añadido García, seguro de que al final la compañía cederá a sus demandas: "este conflicto lo vamos a ganar porque tenemos la razón".

Manolo García ha recalcado que, salvando los servicios mínimos, que "se están respetando", el "seguimiento es del 100%". Ha descartado que en esta primera jornada se haya producido ningún avance, motivo por el que la convocatoria se mantiene para este martes. "La pelota está en el tejado de la empresa y no sabemos qué pasará", ha explicado, tras recalcar que este domingo, tras la reunión en el Sasec, se ha demostrado falsa la versión de la empresa, de que la huelga está convocada por el despido de un trabajador que robó gasolina a la compañía. "De los ocho puntos pactados en el convenio se están incumpliendo cinco", ha añadido, parta denunciar a continuación la precarización de las condiciones de trabajo de los empleados.

La policía califica de «muy graves» los ataques

La Jefatura Superior de Policía Nacional de Asturias ha tildado de "muy graves" los ataques. En una nota de prensa, la Policía ha destacado "los daños producidos en varios autobuses dedicados a transporte escolar, precisamente cuando había niños en su interior". "Afortunadamente no hay que lamentar daños personales pero se estima muy grave la realización de este tipo de actos como medio de reivindicación en una huelga legal, poniendo en riesgo a las personas", ha añadido la nota.

Por su parte, la Consejería de Fomento ha realizado hoy un llamamiento a la responsabilidad de las partes y pide que, respetando el derecho a la huelga y los servicios mínimos, se lleve a cabo una negociación pacífica, exenta de actos violentos que puedan poner en riesgo la seguridad o integridad física de las personas.

En un comunicado, Fomento valora que los servicios mínimos establecidos para la empresa ALSA se estén cumpliendo "prácticamente en su totalidad en la primera jornada de huelga", según los datos recabados por el Consorcio de Transportes de Asturias (CTA). Indica que en servicios regulares de transporte de viajeros, los recorridos se han cubierto casi en su totalidad, salvo en la ruta Pola de Siero-Oviedo por la rotura de lunas en los vehículos.

En los servicios regionales han salido a rodar el 100% de los servicios mínimos, si bien a medida que transcurre la jornada se han ido reduciendo debido al vandalismo, en aproximadamente un 15-20%. En porcentaje, se ha cubierto más del 95% de rutas del transporte escolar y de línea regular hasta las 11 de la mañana-.