«Llegan cambios inciertos para las empresas», avisan abogados laboralistas

La directora de APD, Ana Sánchez, entre los socios de Deloitte Javier Aurelio Rodríguez y Oihane Inchausti . /
La directora de APD, Ana Sánchez, entre los socios de Deloitte Javier Aurelio Rodríguez y Oihane Inchausti .

A juicio de este experto en derecho laboral, «al igual que la educación, la empresa debería tener un marco estable para desarrollar su actividad

S. BAQUEDANO GIJÓN.

El hecho de que la reforma laboral esté sometida al gobierno de turno genera incertidumbre y preocupación entre el empresariado. Se avecinan nuevos cambios, una vez que los grupos políticos comiencen este mes a debatir su derogación total o posibles modificaciones en el Congreso, y los empresarios asturianos que tienen intención de ajustar plantillas se debaten entre dar ese paso ya o aguardar a la nueva normativa. «La mayoría se decanta por acometer las reestructuraciones ahora, porque desconoce el coste que tendrá luego». Lo dice Javier Aurelio Rodríguez, socio de Ontier y uno de los ponentes que ayer participaron en la jornada organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), la Federación Asturiana de Empresarios (Fade) y la Cámara de Comercio de Oviedo.

A juicio de este experto en derecho laboral, «al igual que la educación, la empresa debería tener un marco estable para desarrollar su actividad. Los empresarios están sometidos a cambios radicales y hay miedo por lo que pueda a venir. No saben si los ajustes que quieren acometer podrán hacerlos dentro de seis meses». En cualquier caso, considera que, pese a la incertidumbre que generan los nuevos cambios de esta reforma laboral, «la negociación colectiva sigue gozando de buena salud y sigue siendo útil para las relaciones laborales».

Además de la reforma laboral, hay otras cuestiones relacionadas con la jurisprudencia que han abierto un periodo «con más incertidumbres que certezas» para los empresarios españoles, según Oihane Inchausti, abogada laboralista y asociada senior en Deloitte Legal. Se refiere, en concreto, a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del 14 de septiembre de 2016, que declara contraria al derecho de la UE la norma española que niega la indemnización para los trabajadores interinos al finalizar su contrato. Este fallo sigue levantando numerosas reacciones entre todos los interlocutores sociales y, sobre todo, genera «inseguridad jurídica». «¿Esto nos llevará a un contrato único? Ya te adelanto que desconocemos la respuesta», avisa Inchausti. A partir de la sentencia del tribunal europeo se han producido otros fallos, y en diferentes instancias, equiparando las indemnizaciones por despido de personal indefinido y temporal. «No se sabe en qué acabará esto», reflexiona la abogada de Deloitte.