Arcelor prevé ajustes en la producción en Asturias ante la caída de pedidos de acero para vehículos

Arcelor prevé ajustes en la producción ante la caída de pedidos de acero para vehículos
Planta de galvanizados en la factoría de Arcelor de Avilés. / MARIETA

La dirección convoca a los sindicatos a una reunión el lunes para determinar las medidas, que podrían incluir paradas en varias líneas

P. LAMADRID GIJÓN.

La paulatina decadencia del diésel pasa factura a Arcelor. La multinacional siderúrgica ha visto como los pedidos de acero para fabricar vehículos con motores de este tipo ha caído notablemente en los últimos años, siendo más acusada en el presente ejercicio. Tanto es así que la dirección de Arcelor en Asturias ha convocado a los sindicatos a una reunión que tendrá lugar el próximo lunes. En dicho encuentro, está previsto tratar la problemática a la que se enfrentan las líneas de acabado, las más afectadas por el notable descenso de los pedidos para la automoción.

De forma oficial, a las centrales sindicales solo se les ha comunicado que el motivo de la reunión tiene que ver con esos sectores -que engloban a chapa, hojalata y galvanizado, entre otros-, pero de manera oficiosa saben que la merma en la producción en estas plantas de la factoría de Avilés es el motivo, como apuntó el secretario general de UGT en Arcelor, Raúl Cueto. Los sindicatos prevén que los ajustes se traducirán en paradas, aunque desconocen cuál será el calendario. Según explicó el secretario general de CC OO en Arcelor, José Manuel Castro, en primer lugar se recurriría a que los trabajadores afectados -en las líneas de acabado trabaja más de un millar de personas- disfrutasen de días compensatorios y de permiso, así como a organizar cursos de formación y llevar a cabo revisiones médicas. En última instancia, sería necesario aplicar el expediente de regulación de empleo vigente en todas las fábricas de la multinacional en el país.

Una situación delicada, pero de alguna forma esperada. «Desde hace tiempo sabemos que en talleres se teme que se aplique una parada», indicó Castro, una medida que podría llegar a afectar a las labores aguas arriba si se prolonga. «Lo vivimos con cierta preocupación, pero ya estamos acostumbrados. Hasta ahora, todos los datos de la empresa eran positivos, pero no sabemos si se trata de un tema coyuntural o es algo más profundo», añadió.

Más

 

Fotos

Vídeos