«Alcoa no se cierra», claman los trabajadores de la planta de Avilés

Concentración de los trabajadores ante la fábrica de Alcoa en Avilés. / MARIETA.

La concentración de los trabajadores de la fábrica avilesina contra el cierre anunciado por la multinacional ha contado con el apoyo de autoridades, representantes sindicales, familias y ex trabajadores

SHEILA GONZÁLEZ

Los trabajadores de Alcoa iniciaron este mediodía las concentraciones contra el cierre de la fábrica. No se encontraron solos, junto a ellos gritaron unánimemente «Alcoa no se cierra» autoridades, representantes sindicales, familias y ex trabajadores. También se acercaron los trabajadores de Arcelor Mittal

Aunque reconocen que «la esperanza es lo último que se pierde», saben que esta situación es «más complicada que la vivida hace cuatro años» cuando la multinacional también planteó el cierre. « Éste no es un órdago como el de 2014. La empresa no negocia ni escucha», recalco el presidente del comité de empresa, Sergio Sobrino.

Además de lucir su pancarta contra el desmantelamiento de la industria asturiana, se encendieron bengalas y se cortó el acceso a la fábrica. «Estamos desilusionados. Este problema no es solo nuestro es de la industria en general, esto no se puede consentir», comentaban los trabajadores de Alcoa a la puerta de la fábrica en Avilés, a la vez que mostraron su preocupación y pidieron que «todos hagan presión para que se revierta la situación».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos