Arcelor anula por fallos el proceso de selección de eventuales y lo repetirá

Arcelor anula por fallos el proceso de selección de eventuales y lo repetirá

La empresa envía hoy al ERTE a 1.624 trabajadores, la primera gran regulación desde 2015

N. A. E. GIJÓN.

Los 430 elegidos para participar en el proceso de selección de eventuales de Arcelor tendrán que volver a repetir las pruebas celebradas el pasado martes. Los exámenes, realizados por primera vez por una empresa externa, estuvieron plagados de irregularidades, según denunciaron los sindicatos. Entre ellas, que algunos participantes pudieran ver los cuadernillos de los test psicotécnicos y, con su código, buscar los resultados a través de los teléfonos móviles, tanto antes como durante el proceso, y que incluso circularan por las redes capturas con las respuestas.

Ante estas denuncias, los sindicatos pusieron en conocimiento del servicio de relaciones laborales de la multinacional los problemas detectados y se ha decidido la repetición del proceso, en el que se elegirán entre 100 y 200 personas para formar parte de la bolsa de empleo de ArcelorMittal de cara a dar vacaciones a la plantilla habitual. La nueva prueba será el día 26.

Además, se han pedido medidas correctoras que garanticen un proceso selectivo limpio y exigir daños y perjuicios a la empresa externa que realizó el proceso por los gastos ocasionados en los participantes. Asimismo, los sindicatos pidieron que el personal de Arcelor vuelva a realizar la selección y no se externalice.

Por otro lado, la multinacional aplicará hoy de forma masiva el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) del que dispone desde 2009 como mecanismo de flexibilidad de la plantilla. Será la primera vez que lo haga con un grupo tan numeroso desde 2015, en plena crisis para el sector.

En total, serán 1.624 los empleados a los que la compañía parará durante siete jornadas del primer trimestre del año, hoy la primera. Afectará a todos los trabajadores de jornada normal y normal partida.

Los sindicatos rechazan la aplicación del ERTE, ya que Arcelor la justifica en la necesidad de reducir los costes fijos, mientras que la parte social asegura que el fin de este mecanismo es tener cierta flexibilidad ante una caída de pedidos y, sin embargo, se aplicará de forma indiscriminada en todas las instalaciones, aunque estén al 100% de actividad. De hecho, amenazan con tomar acciones legales en contra de su uso, ya que creen que el argumento de la multinacional contraviene el acuerdo firmado entre las partes.

De hecho, Arcelor espera que la actividad en las dos factorías sea prácticamente normal, que el personal restante y el de auxiliares pueda mantener la producción, excepto en las instalaciones relacionadas con la línea de hojalata, que esta semana vuelve a tener paradas, en este caso sí, por una caída importante de los pedidos. En concreto, el cese de la actividad afecta hoy a limpieza electrolítica y recocido continuo y a la línea de hojalata número 2. Durante la semana también hubo paradas en decapado, el tándem 2, el témper y el departamento de calidad.

Síguenos en: