La plantilla de Alcoa en Avilés pide a los eurodiputados asturianos una estrategia común

La plantilla de Alcoa en Avilés pide a los eurodiputados asturianos una estrategia común

Los trabajadores intentarán llevar el conflicto a Bruselas y presionar a la Comisión para que se involucre

N. A. E. GIJÓN.

La plantilla de Alcoa quiere «europeizar» el conflicto. El objetivo es que la Comisión Europea se involucre en la defensa del mantenimiento de la actividad en las plantas de Alcoa en Avilés y La Coruña y, para ello, los trabajadores reclaman la complicidad y una estrategia común a los eurodiputados asturianos Jonás Fernández (PSOE), Tania González (Podemos) y Ángela Vallina (IU), que ayer les visitaron en la planta.

Los parlamentarios comunitarios se interesaron por la situación de la factoría asturiana y se mostraron favorables a apoyar a los trabajadores para que el conflicto llegue «a la arena europea», como subrayó Fernández, que ve clave para lograr una solución que el comité de empresa consiga ganar tiempo y dilatar el proceso. En este sentido, confió en que «tenga acogida judicial» la denuncia contra Alcoa que prevé interponer el comité europeo alegando problemas de forma en el proceso del despido colectivo.

Por su parte, Ángela Vallina se comprometió a intentar mediar entre los trabajadores y las comisarias de Industria y Competencia, Elzbieta Bienkowska y Margrethe Vestager, respectivamente, para que puedan reunirse con ellas en Bruselas. La eurodiputada de IU, además, fue muy crítica con los gobiernos españoles «que han dejado toda la industria estratégica en manos privadas de multinacionales».

González, por su parte, planteó el caso de Alcoa como un «modelo fallido de privatización» e insistió en que, si la multinacional no quiere seguir con la actividad, tiene que permitir la venta de las factorías, una operación «en la que el Estado puede invertir», señaló.

Por otro lado, los secretarios generales de UGT y CC OO en Asturias, Javier Fernández Lanero y José Manuel Zapico, respectivamente, criticaron de nuevo la actitud de Alcoa y la acusaron de mentir a la hora de justificar el cierre. El máximo responsable de UGT en la región, censuró que Alcoa haya recibido ayudas millonarias que no ha invertido en el Principado, mientras que Zapico defendió que la planta produce «con normalidad» y podría incrementar su actividad si se invirtiese en ella.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos