El dueño de ALSA compra la empresa que transporta a empleados de Silicon Valley

Jacobo Cosmen, presidente de ALSA en Asturias. / Á. PIÑA
Jacobo Cosmen, presidente de ALSA en Asturias. / Á. PIÑA

National Express paga 84 millones de dólares por el 60% de la firma que traslada a los empleados de Amazon y Facebook

L. CASTRO GIJÓN.

El grupo de ALSA se hace fuerte en Estados Unidos gracias a su despliegue en el epicentro de la tecnología informática mundial: Silicon Valley. La compañía británica de transporte National Express, propietaria de ALSA y que tiene como primer accionista a la familia asturiana Cosmen, se encargará de trasladar a los empleados de las mayores empresas con sedes en San Francisco y Silicon Valley, entre ellas Amazon y Facebook. La firma británica adquirió el 60% de WeDriveU, la empresa que facilita este servicio de autobús en California y en otros puntos de Estados Unidos, por 84 millones de dólares.

Y se reserva la opción de adquirir el 40% restante en los próximos tres años, aunque por el momento este capital quedará en manos del equipo directivo de la norteamericana y de su consejero delegado, Dennis Carlson, quien continuará en el cargo para desarrollar el plan de expansión que están llevando a cabo.

Expansión internacional

La operación le permitirá al grupo National Express expandir su actividad en Estados Unidos, su principal mercado por ingresos en el que se limitaba hasta ahora a gestionar el transporte escolar. También le ayudará a constituir una división de negocio centrada en el transporte de trabajadores de grandes compañías y planea extenderlo también a otros centros de gran afluencia como hospitales y universidades.

Según estima el grupo, este tipo de traslados generan un negocio de unos 4.440 millones de euros anuales solo en Estados Unidos. De hecho, WeDriveU facturó en el pasado ejercicio unos 140 millones de dólares y prestó servicio a más de siete millones de pasajeros.

Asimismo, esta compañía no solo presta servicio a los trabajadores de San Francisco y Silicon Valley, sino que opera también en Los Ángeles, Seattle, Boston, Portland, Denver y Austin.

Con esta nueva adquisición, el grupo National Express continúa con su expansión mundial. Compró ALSA en 2004, pero además de prestar el servicio de transporte de viajeros y escolares en España, opera ahora también en otros países como Marruecos y Suiza.

La familia Cosmen, antiguos dueños de ALSA, posee el 15% de National Express. La firma cotiza en la Bolsa de Londres con un valor de 2.100 millones de libras, es decir, aproximadamente unos 2.500 millones de euros.