Duro diversificará su negocio y apostará por proyectos con menos riesgos

Asturias se sumará en 2019 a un «eje atlántico» de empresarias y directivas
José María Orihuela, en la sede de Duro Felguera. / E. C.

Orihuela presenta su nueva dirección, dividida en seis departamentos, y sitúa a Miguel Ángel Peña como máximo responsable comercial

NOELIA A. ERAUSQUIN GIJÓN.

La crisis por la que atraviesa Duro Felguera no se gestó en un solo día. Fue un proceso de años y en el que tuvieron un papel clave algunos contratos que firmó sin tener en cuenta sus riesgos. Proyectos como el de Termocentro, que Venezuela no termina de pagar, o el gigantesco de Roy Hill, en Australia, que derivó en una serie de litigios sobre los trabajos que desempeñó como subcontrata, pusieron a la ingeniería asturiana al borde del abismo. El objetivo del nuevo consejero delegado, José María Orihuela, nombrado el pasado viernes, es que esto no vuelva a suceder. Para ello, ayer anunció que, como había adelantado EL COMERCIO, nombra a un hombre de su confianza, Miguel Ángel Peña, como director comercial corporativo. Su planteamiento es conseguir proyectos más pequeños y en países con menores riesgos y diversificar sus líneas de negocio, todo ello con la vista siempre puesta en la rentabilidad.

Orihuela presentó ayer en la sede del Parque Científico y Tecnológico de Gijón su nuevo modelo organizativo. Ante 60 directivos de la ingeniería les expuso cuáles son sus planes para la nueva Duro Felguera, cuya dirección se divide en seis áreas, algunas en las que continuarán hombres de la casa, como Juan José Herrero, al frente de la dirección de producción corporativa, pero también con renovaciones.

Así, Peña, que llegó a la ingeniería asturiana hace un par de meses como asesor externo junto a Orihuela -ambos coincidieron en Sacyr-, será el encargado de conseguir nuevos contratos «que redunden en rentabilidad con el perfil de riesgo adecuado», según señaló ayer la empresa en un comunicado. Se trata de un puesto clave para relanzar la actividad del grupo, cuya cartera de negocio se ha visto muy comprometida en los últimos meses por la falta de financiación y que ahora, con el desbloqueo de una nueva línea de avales por cien millones de euros, despeja en parte su futuro.

Por su parte, Juan José Herrero se sitúa al frente de la dirección de producción corporativa, cuyo objetivo es la ejecución de proyectos de forma rentable y contribuir así a la generación de caja. De él dependerán las filiales y sociedades del grupo Duro Felguera. Además, Javier García Laza, que llegó a la sociedad en 2015, primero como director general del área de energía y luego al frente de la dirección general de líneas de negocio, encabezará la nueva dirección técnica corporativa, que aglutinará todos los centros de conocimiento y áreas de experiencia de la empresa -ingeniería, aprovisionamientos, planificación, gestión contractual y sistemas de información-. Estas tres direcciones trabajarán de forma coordinada para conseguir la máxima rentabilidad y eficiencia del negocio y sus operaciones.

Por otro lado, José Carlos Cuevas, se mantiene como responsable de la financiación de la empresa y el control presupuestario, para lo que asume la dirección de administración y finanzas; mientras que Secundino Felgueroso es el director de la asesoría jurídica de negocio y secretario del consejo de administración.

En este organigrama faltan dos nombramientos más. Orihuela plantea una dirección de recursos humanos y gestión del talento y otra de dirección de control de gestión, para las que próximamente se anunciarán sus responsables. Además, como ya se había anunciado el viernes, el presidente de la entidad, Acacio Rodríguez, se mantiene en el cargo pero sin funciones ejecutivas. Con estos cambios la estructura se asemeja más a la de las épocas en las que presidieron la entidad Juan Carlos Torres y Ramón Colao.

Más cambios

No obstante, esta reestructuración en la dirección no ha finalizado. Una vez reorganizados los principales puestos del grupo habrá cambios entre los distintos mandos de las diferentes líneas de negocio que responden directamente ante los nuevos directores generales corporativos, entre otros aspectos, porque algunos también asumían la responsabilidad de estas divisiones.

Orihuela, que ayer presentó este nuevo modelo organizativo, estará hoy en Madrid para también trasladar a los mandos de la sede corporativa en la capital de España la reestructuración y las principales líneas de actuación. Durante su encuentro con el comité de empresa, el nuevo consejero delegado trasladó a los representantes de los trabajadores su confianza en el proyecto, porque en caso contrario no habría aceptado liderarlo.

Los cambios en la dirección de Duro Felguera vienen propiciados por la ampliación de capital del pasado verano, que dio un vuelco al accionariado de la ingeniería asturiana, con la entrada de nuevos socios de referencia, como Indumentaria Pueri, de la familia Domínguez, propietaria de la firma textil Mayoral, que se hizo con el 9,5% del capital, o La Muza Inversiones, con el 5,17%, la sicav de la familia Urquijo, una histórica en Duro Felguera.

 

Fotos

Vídeos