Las empresas de paquetería se duplican en diez años en Asturias por las ventas 'online'

Las empresas de paquetería se duplican en diez años en Asturias por las ventas 'online'
Una mujer recoge un pedido en la sede avilesina de MRW, una de las empresas de paquetería con presencia en Asturias. / MARIETA

Los contratos en el sector, situado entre los que tienen mejores perspectivas laborales, crecieron un 30% desde 2014

LAURA CASTRO GIJÓN.

El comercio electrónico ha revolucionado por completo el sector de la paquetería, que en la última década no ha hecho más que crecer en todas direcciones. En España, las empresas de este ámbito se han incrementado un 62% hasta alcanzar la cifra de 11.491 entidades, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). El crecimiento ha sido aún mayor en Asturias, donde las compañías dedicadas a la mensajería y paquetería casi se han duplicado desde el 2008, pasando de 68 a 127.

Este auge se debe al ahorro por partida doble: los consumidores buscan ofertas en internet que mejoren los precios de los comercios físicos y evitan perder tiempo pudiendo realizar la compra a golpe de dedo y desde cualquier lugar. Son, además, exigentes en cuanto a la rapidez de la entrega, así como a la cantidad de productos en 'stock'. Este cambio en los hábitos de consumo ha llevado a las empresas de comercio electrónico a multiplicar sus espacios logísticos para almacenar los productos y los pedidos.

Es más, la contratación de superficie de este tipo alcanzó los 452.000 metros cuadrados en Madrid y 391.000 en el caso de Cataluña. Es el mayor dato que se produce en la primera mitad del año desde que existen registros al respecto y, según BNP Paribas Real Estate, 2018 apunta a ser un año de récord, por lo que es de esperar que en diciembre se supere esa cifra de espacio logístico. Todo ello, sostiene esta consultora, indica que «el comercio electrónico está siendo la locomotora del sector logístico». No obstante, señala también que el «buen» momento económico que atraviesa el país, impulsado por el aumento del consumo privado y del empleo, ha ayudado positivamente a ello.

El imparable ascenso del comercio electrónico ha obligado, también, a las empresas de paquetería a adaptarse a una demanda que no cesa. El sector ha incrementado exponencialmente el número de personal asalariado en los últimos años. Concretamente, los contratos laborales han crecido en España, pasando de los 13.456 en 2014 a los 19.708 solo en lo que va de año (25.530 al cierre de 2017, un 89% más que en 2014). Un porcentaje de subida más moderado se ha dado en Asturias, donde se rozó el 50% el año pasado con respecto a hace cuatro, pero la cifra sigue en aumento. Cabe señalar que el número de contratos no equivale directamente a las personas asalariadas, pues existe una rotación de aproximadamente 1,07. Sin embargo, el auge del sector ha quedado patente en los últimos datos del Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe), que sitúa a los repartidores como uno de los grupos ocupacionales con mejores perspectivas laborales en los últimos meses. Las principales empresas ya han anunciado ampliaciones en sus plantillas. Entre ellas, Correos Express, que ha puesto en marcha un plan de inversión de cara a los próximos tres años con una cuantía que ronda los 45 millones de euros. El objetivo será aumentar tanto la capacidad de sus plataformas logísticas como desarrollar nuevos sistemas tecnológicos que les permitan incrementar la productividad. La compañía crece y así lo corroboran las delegaciones abiertas recientemente en Málaga, Salamanca y Palencia. Correos Express cuenta ya con 54 delegaciones propias que ocupan más de 120.000 metros cuadrados.

Además, en consonancia con su plan de innovación tecnológica, la compañía automatizó sus plataformas de Granada y Vigo en junio. No es la única empresa del sector de paquetería que ha realizado inversiones en los últimos meses. MRW también se ha visto envuelta en la vorágine del comercio electrónico y ha tenido que adaptarse llevando a cabo nuevas aperturas de plataformas logísticas, ampliando el recorrido de sus rutas y reforzando su plantilla de empleados.

Sin embargo, no todo es cuestión de expandirse. Las compañías, conscientes de que los consumidores exigen cada vez más comodidades a la hora de comprar por internet, buscan nuevas formas de satisfacer sus necesidades. Por ejemplo, UPS ofrece a los clientes flexibilidad para reprogramar los horarios de entrega y envío de los pedidos. También puso en marcha el pasado mes de junio un vuelo que une Vitoria y Sevilla con el 'hub' logístico -centro de distribución unimodal que reduce los costes de gestión a los clientes y aumenta la rapidez de circulación de las mercancías- de Colonia, en Alemania. La medida les ha obliga a invertir 1.720 millones de euros hasta 2019.

Repartidores jóvenes

Según los datos mensuales del Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe), prácticamente la mitad -el 49%- de las personas contratadas como repartidores tienen entre 16 y 29 años. De hecho, de los 3.151 contratos que se realizaron en julio, 1.661 fueron para este rango de edad -supone un 52,7 %- y otros 699 para el grupo de entre 30 y 39 años.

Por tanto, los jóvenes son los más beneficiados por el auge del comercio electrónico y la ampliación de plantillas en las empresas de paquetería. Esto se explica por la fuerte temporalidad de las relaciones laborales en el sector, que ronda el 80%, y salarios no demasiado abultados. De los ya mencionados 3.151 contratos del pasado mes, 2.651 fueron de carácter temporal, un 84%.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos