Feito: «No nos vamos a callar, tenemos el deber de evitar que esta región se desmorone»

Belarmino Feito, en un momento de su discurso . /  FOTOGRAFÍAS: A. PIÑA
Belarmino Feito, en un momento de su discurso . / FOTOGRAFÍAS: A. PIÑA

El presidente de Fade asegura que la región «tiene un gran potencial» industrial, turístico y agroalimentario, pero urge un plan de choque

LAURA CASTRO OVIEDO.

Toda una declaración de intenciones sobre el papel que deben desempeñar los empresarios en Asturias y que pasa por poner sobre la mesa las necesidades que perciben en la región. Esta fue la base del discurso Belarmino Feito, presidente de la patronal asturiana (Fade). Instó a los más de 700 empresarios presentes ayer en el Auditorio Príncipe Felipe a «salir del armario». Durante muchos años, dijo, «nos limitábamos a trabajar con discreción cada día. Hoy (por ayer) los empresarios de esta región se manifiestan».

Invitó a reflexionar sobre «la Asturias que queremos en 2030» y comparó la situación económica de la región con la estructura de una casa. «Nos dimos cuenta de que tenemos una mala canalización que está socavando los cimientos», resumió y «antes de poner sobre la mesa un proyecto a largo plazo, debemos aplicar medidas urgentes». Rechazó el pensamiento «catastrofista» que otorga a Asturias un problema endémico. «Tenemos una buena casa, pero necesita una reparación inminente», sentenció Feito.

Para lograr, por tanto, una región «sólida», aseguró el presidente de Fade, se hace indispensable el «compromiso» de todos y la adopción de medidas transversales que aseguren la estructura económica. Con este fin, explicó, la patronal construyó en marzo una mesa de trabajo con «gran aportación» de las tres Cámaras de Comercio y cuyo análisis concluyó con las 22 medidas «ineludibles» que se presentaron ayer en el Auditorio de Oviedo. Asturias perdió en la última década 50.000 habitantes y más de 4.000 entidades y es la única región que no ha recuperado el PIB que tenía en 2007.

«Entiendo que visualizar todo el conjunto puede parecer duro, pero son datos reales, basados en estudios contrastados y todos juntos nos dan la realidad que tenemos ahora sobre la mesa en esta región y que no es positiva», indicó Feito, quien señaló que las medidas presentadas ayer son un «anticipo» del trabajo que está desarrollando la Fade desde hace un año, cuando él fue nombrado presidente. «Estamos a disposición de cualquier partido político para explicar nuestras conclusiones y debatirlas», planteó.

«Legitimados» para el cambio

Feito afirmó ser consciente de que la exposición de ayer generaría «inquietud». «Nos dicen que todas estas medidas no son de nuestra competencia, pero no estamos de acuerdo. Falta un proyecto real para revertir la situación de Asturias por parte de los partidos políticos y nosotros, los empresarios, estamos legitimados para liderar propuestas de cambio en el tejido económico», defendió el presidente de Fade. «No vamos a callarnos, tenemos el deber de evitar que esta región se desmorone», insistió.

A pesar de la complicada tesitura económica que construyeron los datos aportados por Feito, por María Calvo, vicepresidenta de Fade, y por el economista asturiano Javier García, el presidente de la patronal insistió en que hay una «buena» materia prima. «Asturias tiene un gran potencial» industrial, turístico y agroalimentario, destacó Feito, quien, sin embargo, incidió en la necesidad de poner en marcha un plan de choque. «Todos juntos podemos revertir esta situación», finalizó el presidente de Fade.

Más

 

Fotos

Vídeos