«Trump provoca incertidumbre en el comercio por devolver favores», afirma el presidente de Femetal

El metal crece un 11,8% y lidera el desarrollo económico en Asturias, destaca el sector

EUROPA PRESS

El presidente de Femetal, Guillermo Ullacia, ha asegurado este jueves en Avilés, que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, «está provocando una incertidumbre en el comercio mundial, simplemente por devolver favores a las personas que le han ayudado a llegar a la presidencia». Ullacia ha realizado estas declaraciones ante los periodistas en el Auditorio del Centro Niemeyer de Avilés, antes de comenzar la Asambela General de Femetal 2018, donde ha estado acompañado por el presidente de Confemetal, José Miguel Guerrero, y donde se han analizado el crecimiento que ha tenido en la actividad del sector del metal en Asturias en 2017, que se ha situado en un 11,8%, cifra que se ha mantenido en el primer trimestre de este año, que ha consolidado al sector como líder del progreso social y económico de Asturias con 8 de cada 10 empleos indefinidos.

Una de las premisas del sector del metal en Asturias es continuar su expansión internacional, y los aranceles de Estados Unidos, han puesto en peligro esta cuestión. «Trump ha puesto un arancel del 25% en el sector del metal y un 10% del sector del aluminio, pero llama la atención, que el déficit comercial que tiene es del 2% en e tos dos sectores, entonces me pregunto, esto es un problema de seguridad nacional, pues ya respondo que no. Simplemente el presidente de los Estados Unidos, favorece a quienes en campaña le favorecieron a él», ha aseverado el presidente de Femetal.

Sin embargo, desde la Federación del Metal asturiana esperan, que esta situación no se alargue en el tiempo. «En el año 2001, George Bush, hizo algo similar para salvar a la siderurgia americana, pero a los 21 meses se dio cuenta que no era la solución. Por desgracia le quedan más de 21 meses a Trump en el gobierno, pero deseamos que se dé cuenta antes, porque en estas condiciones no se puede construir un planeta mejor», ha explicado Guillermo Ullacia.

Convenio del metal

Uno de los conflictos que debe abordar el sector del Metal es la negociación del nuevo convenio colectivo, donde los sindicatos han amenazado con movilizaciones y huelgas si no se atiende la demanda de incremento salarial del 3%. «Las negociaciones están fluyendo. Los sindicatos han mostrado su discrepancia con el ritmo de las negociaciones, porque para ellos la prioridad es la subida salarial, y para nosotros no lo es, sino cual va a ser el coste laboral unitario y en que condiciones podemos competir mejor No tenemos mesa hasta septiembre, pero eso no quiere decir que tengamos encuentro bilaterales, para ir acercando posturas», ha señalado el presidente de Femetal.

Además la patronal ha defendido que en los últimos cuatro años se han firmado tres convenios colectivos, y los trabajadores del sector no han perdido poder adquisitivo. «Los convenios hay que modernizarlos, y por eso hemos abierto grupos de trabajo que ha costado reunirlos, porque los sindicatos sólo hablan de aumento del poder adquisitivo de los trabajadores, pero curiosamente en los últimos diez años el poder adquisitivo no sólo ha bajado, sino que ha subido por encima de la inflación. Por lo tanto debemos encaminar los convenios colectivos a mejorar la competitividad de nuestros trabajadores y empresas a nivel mundial», ha explicado Guillermo Ullacia.

Marieta

Ullacia, presidente cuatro años más

Dentro de Femetal se ha abierto un plazo para presentación de candidaturas para presidir esta federación los próximos cuatro años. Este plazo ya se ha cerrado, y Guillermo Ullacia ha sido la única candidatura que se ha presentado. «El plazo de candidaturas se ha cerrado, y mi propuesta es la de continuar al frente de Femetal, aunque hay que abordar cambios para aspirar a metas superiores», ha advertido el dirigente del Metal.

Dentro de la nueva hoja de ruta para los próximos cuatro años, el presidente de Femetal ha anunciado las tres líneas maestras sobre las que va a girar su nuevo mandato. «Nos debemos adaptar a la descarbonización del sector, afrontar estrategias para combatir la internacionalización interrumpida por la guerra comercial, y por último debemos abordar la transformación tecnológica de las empresas del metal, basándonos en las personas, porque debemos conocer las habilidades que los trabajadores deben adquirir para seguir compitiendo en un mundo cada vez más global».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos