Foro: «No sé cómo explicará el Gobierno ante la UE que, de una tacada, se vayan 700 personas a casa»

Foro advierte a Teresa Ribera de las «consecuencias nocivas del fundamentalismo» que llevan al cierre de Alcoa

EUROPA PRESS

El diputado de Foro, Isidro Martínez Oblanca, ha aprovechado la comparecencia de esta tarde de Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, ante la Comisión Mixta de la UE, para pedirle que con experiencia europea, ministerial y parlamentaria, la transmita a su colega la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, las consecuencias nocivas del fundamentalismo cuando están en juego los puestos de trabajo de la gente y el pan de las familias en referencia al anuncio del cierre de las plantas de la multinacional de Alcoa en Avilés y La Coruña.

Oblanca afirma que el cierre de estas plantas supone un «varapalo económico y social para centenares de familias y grandes comarcas de población; son 680 trabajadores que se han quedado sin empleo». «No sé cómo explicará el Gobierno de Pedro Sánchez ante la UE que, de una tacada, se vayan casi 700 personas a casa, sobre todo teniendo en cuenta que la creación de empleo es uno de los grandes objetivos en Europa, pero muy especialmente en España», dijo el diputado de Foro.

«Sin estar nombrados los ministros, pero con Pedro Sánchez ya de presidente, desde La Moncloa se comunicó oficialmente al Consejo de la Unión Europea que España iba a dar un cambio de rumbo en su política energética», ha señalado Oblanca. «En el Gobierno autonómico del Principado se encogieron de hombros y aquí en el Congreso de los Diputados algunos nos quedamos solos defendiendo el carbón y la soberanía energética española».

«Aquel anuncio del Gobierno al Consejo de la Unión Europea, es decir al órgano donde están representados los gobiernos de los 28 paises miembros de la Unión, se hizo el 6 de junio de 2018 y hoy, cuatro meses y pico después, sufrimos en nuestras carnes su primera gran secuela: la factura energética es el pretexto para que centenares de familias estén en estos momentos sumidas en una enorme angustia y Asturias, en pie de guerra, porque como tantas veces hemos dicho algunos, la descarbonización es la antesala de la desertización», añade.

Tras la Comisión Mixta para la Unión Europea y en declaraciones a los medios, Oblanca se ha preguntado: «¿Qué hicieron Sánchez, la ministra Ribera y la de Industria, Maroto, para evitar el cierre de Alcoa?», al tiempo que ha destacado que, Foro, desde su fundación ha venido «advirtiendo y actuando» sobre el hecho de que los altos costes energéticos castigan la competitividad de la industria asturiana.

«Mientras unos cacarean, otros actúan», ha dicho al recordar que entre enero, febrero y marzo de 2012, siendo Francisco Álvarez-Cascos presidente del Gobierno del Principado, envió una serie de cartas sobre este grave asunto al entonces ministro de Industria, José Manuel Soria, con quien se reuniría también con este mismo objetivo.

Estas misivas y aquella reunión con Soria acreditan, por tanto, que el Ejecutivo de España conocía desde el primer día la exigencia del Principado de Asturias de reformar estructuralmente, con urgencia, los costes energéticos. «Ni el PP movió un dedo ni el PSOE, desde el mandato de Pedro Sánchez, ha dado muestras de interesarse sobre esta cuestión que lastra la competitividad de la industria española, especialmente la asturiana, que cuenta con importantes firmas electrointensivas, como Arcelor, Azsa y Alcoa», ha lamentado Oblanca.

El diputado asturiano ha aprovechado para preguntar también al Gobierno sobre «los 150 millones de euros que Foro dejó aprobados en los Presupuestos Generales del Estado en 2018 para ayudas a las industrias de consumo electrointensivo a nivel nacional por los costes indirectos del CO2».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos