El catamarán más rápido en España se construirá en Asturias

El catamarán más rápido en España se construirá en Asturias
'EcoTerra', uno de los cuatro catamaranes contruidos por la empresa asturiana. / A. G.

S. B. GIJÓN.

Astilleros Gondán firmó ayer un contrato para la construcción en nueve meses de un nuevo catamarán de pasaje para un país europeo. El barco, que alcanzará los 34 nudos a plena carga, será impulsado por dos motores de 3.000 CV cada uno, lo que le convertirá en el más potente y veloz de los catamaranes de fibra construidos para pasaje en España hasta el momento.

La división de fibra del constructor naval asturiano es la única factoría española que hasta la fecha ha construido barcos según la exigente normativa para alta velocidad, HSC 2000, sin problemas de homologación y en las fechas de entrega acordadas. Además, recientemente, el astillero recibió el reconocimiento del Colegio Oficial de Ingenieros Navales por sus últimas entregas: cuatro unidades de Eco Fast Ferry, que han recibido el premio al barco más destacado del año. Estos catamaranes de pasaje, también HSC 2000, construidos para Baleària, se encuentran actualmente operando entre Ibiza y Formentera, y completan el panel de referencias del astillero en el campo de los catamaranes de alta velocidad.

Por otra parte, Gondán ganó recientemente un concurso de la Jefatura de Asuntos Económicos de la Guardia Civil, perteneciente al Ministerio del Interior, para la fabricación de tres patrulleras por unos seis millones de euros. El astillero de Figueras (Castropol) también hará un arrastrero de cerca de 80 metros que operará en aguas noruegas. Con estas cuatro nuevas embarcaciones, habrá carga de trabajo al menos para dos años más.

Cada una de las patrulleras medirá entre 20 y 21 metros de eslora; tendrá una manga de entre 4,5 y 5 metros y un calado máximo de hasta 1 metro. Además, tendrán autonomía para desplazarse sin repostar hasta 150 millas. Para ello, estarán equipadas con dos motores principales diésel de tipo marino de cuatro tiempos, con una potencia mínima de 1.200 caballos de vapor a 2.100 revoluciones como máximo.

Estas patrulleras estarán también preparadas para permanecer dos días en el mar con una tripulación a bordo de cinco personas. El promedio de horas previsto se sitúa en las 1.500 anuales. Otro de los requisitos de este tipo de embarcaciones es que tengan una vida útil de 15 años sin necesidad de hacer reformas.

 

Fotos

Vídeos