El grupo catarí Acec negocia su entrada en el nuevo capital de Duro Felguera

El grupo catarí Acec negocia su entrada en el nuevo capital de Duro Felguera
Acacio Rodríguez, presidente de Duro Felguera, afronta la nueva etapa del grupo. / JORGE PETEIRO

Acacio Rodríguez afirma que hay más «inversores interesados» en la ampliación e insinúa que Del Valle trata de ser el «dinamitero» con Petroza

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

Nuevo plan de negocio, nueva estrategia y nuevos accionistas. Duro Felguera se ha propuesto iniciar una nueva etapa con un antes y un después de la junta general que mañana someterá a votación una ampliación de capital por 125 millones, clave para la supervivencia del centenario grupo asturiano. Duro Felguera se la juega en este proceso al que llega con unos objetivos empresariales muy definidos y que combinan crecimiento y rentabilidad, la asunción de un menor riesgo con proyectos de menor tamaño y una decidida apuesta por la innovación. Ayer, su equipo directivo encabezado por su presidente, Acacio Rodríguez, hizo doble presentación en Madrid del plan estratégico a cuatro años; primero con los medios de comunicación en la sede de Fidentiis -la consultora que pilota la ampliación-, y a continuación con los inversores en la Bolsa.

La nueva Duro Felguera se presenta como «una atractiva oportunidad de inversión». Tal y como la ven «inversores interesados», de «todos los perfiles», con quienes las conversaciones son aún «preliminares». Pero ayer trascendió que el grupo catarí Arabian Constrution Engineering Company (Acec) ya negocia con Fidentiis su participación en la ampliación de capital.

Esta compañía de los Emiratos Árabes y Duro Felguera han firmado una alianza estratégica cuyo primer trabajo conjunto será la ejecución de unos tanques de almacenamiento en Catar. Según destacó Acacio Rodríguez, ambas firmas tienen «filosofías de empresa parecidas» y la entrada del grupo catarí, participado por otras empresas europeas, «daría una base de credibilidad al proyecto». Además, esta alianza con Acec permitirá a la ingeniería asturiana su acceso al mercado de Oriente Próximo, que junto a Norteamérica y Asia, forma parte de los mercados donde la empresa busca posicionarse a través de acuerdos con otras compañías originarias de esos territorios, como Metco (de EE UU) y PT Barata de Indonesia.

Pero para crecer en esos y otros mercados, Duro Felguera tiene que superar con nota la junta de accionistas de este viernes. Su presidente confió en que haya una mayoría que permita llevar a cabo el proyecto de reestructuración y el plan de negocio para los próximos cuatro años. Una vez saneada, Duro «volverá a ser una 'bombonera', con buenos resultados, a la que todos cortejan y con la que todos quieren hacer acuerdos», destacó Acacio Rodríguez, que adelantó que el propio equipo directivo se «animará» a tomar parte en el nuevo capital.

El presidente de Duro habló sin tapujos de su antecesor en el cargo, Ángel del Valle, yerno de Gonzalo Álvarez Arrojo, cuya familia ostenta la mayoría accionarial del grupo asturiano, con un 24, 4% del capital, y cuya postura en el último año ha sido la de defender, «de forma obsesiva», un concurso de acreedores. «Cuando en una familia hay problemas existen dos salidas: la elegante, de desbloqueo, dejando paso a quien venga a mejorar la empresa, y la de enquistamiento y del voto en contra. Es evidente que nos encontramos con el segundo caso. Pero no nos van a frenar. Vamos con la verdad por delante. Esta empresa merece ser defendida. Iremos a la junta general y no nos sorprendería que 'alguien' votase en contra, pero tendrá que explicar luego en el juzgado por qué rechaza 233 millones de euros de rescate», advirtió Rodríguez, refiriéndose al supuesto caso de que el grupo acabara en un concurso como propugna Del Valle. En este contexto, Rodríguez se refirió a la oferta de Petroza por el 24,3% de los Arrojo y calificó de «estrambótica» su manera de actuar. «Lo mínimo cuando vas a comprar un piso es abrir la puerta y ver un poco el interior, pero por el momento nadie se ha presentado en las oficinas, ni ha realizado peticiones ni consultas pertinentes». Si a ese comportamiento se suma «el misterioso plazo» que se ha dado Petroza para ejercer la opción de compra -aplazó la fecha hasta hoy, con prórrogas semanales- y que anteayer comunicó que había denunciado a Duro Felguera ante la CNMV por una información fiscal cuando al órgano supervisor «no le consta», «habrá que aclarar si detrás de la denuncia está Petroza o el 'vendedor'», dijo Rodríguez en referencia a Del Valle, quien podría, insinuó, estar actuando de «dinamitero» de la ampliación de capital.

En esa línea, CC OO de Industria alertó ayer del «peligro» para la viabilidad de Duro Felguera por «maniobras con intenciones poco claras», en referencia a Petroza y la familia Arrojo. Por su parte, la familia Arias, segundo accionista, ya ha transmitido a la compañía que no acudirá a la ampliación.

Más

 

Fotos

Vídeos