El grupo reforzará El Tallerón y pondrá a la venta su sede de Gijón, pero seguirá en ella

S. B. GIJÓN

El plan estratégico de Duro Felguera recoge, entre numerosas cuestiones, que la compañía reforzará la planta de Calderería Pesada (más conocida como El Tallerón) mediante su integración con la línea de petróleo y gas y nueva actividad, y pondrá a la venta el edificio que es su sede social, situado en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón. La empresa no tiene aún claro cómo será la operación pero su idea es permanecer en el inmueble.

Respecto al ERE presentado por la dirección del grupo, Acacio Rodríguez aseguró que «no será traumático» porque «la plantilla no está tan sobredimensionada». Hoy son menos de 1.500 los trabajadores que dependen de Duro, una vez descontado el personal de Núcleo y Raíl, ya en proceso de venta. Además, la compañía asturiana necesitará contratar, según resaltó Rodríguez, «ingenieros jóvenes y cualificados para nuevos proyectos».

Gestión y eficiencia

El plan de negocio de la nueva Duro Felguera (2018-2021) prevé unas ventas de 1.146 millones y un resultado bruto operativo (Ebitda) de 78 millones al final del periodo.

La compañía pone el acento en la mejora de la gestión y la eficiencia, con un ahorro de costes de estructura del 31% y un margen bruto de su cartera del 10% en 2021.

En cuanto a su posicionamiento, prevé que sus negocios en desarrollo supongan el 39% de su contratación. Respecto a la cuenta de pérdidas y ganancias, estima que cerrará este año con un beneficio neto de 170 millones, que bajaría a 36 millones en 2019 y se situaría en 38 millones un año después, para cerrar 2021 con 51 millones.

La ampliación de capital va dirigida inicialmente tanto a inversores institucionales como minoristas. De hecho, el 40% de su capital está en manos de pequeños inversores.

 

Fotos

Vídeos