Hunosa ya ingresa el 90% por la venta de energía frente a la menor entrega de carbón

Hunosa ya ingresa el 90% por la venta de energía frente a la menor entrega de carbón
Central de La Pereda, en Mieres, propiedad de Hunosa. / J. C. ROMÁN

De los 1.098 trabajadores con los que cuenta la compañía, 747 se dedican a labores extractivas en las tres explotaciones que se mantienen abiertas

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

Hunosa es ya una compañía energética. Aunque la minería sigue manteniéndose gracias a las ayudas públicas, el 89,9% de su negocio procede de la venta de energía producida en su térmica de La Pereda, en Mieres. Lo recoge la memoria correspondiente al ejercicio 2017 y a la que ha tenido acceso este periódico. La compañía hullera lo había avanzado el año pasado: que estaba ingresando más dinero con la producción y los servicios energéticos que con la venta de mineral. La aportación de la central de La Pereda, el aprovechamiento del agua de mina y de la biomasa, los proyectos de biogasificación o los servicios de eficiencia energética pesan más que la extracción de mineral. No obstante, Hunosa sigue defendiendo la importancia de mantener la minería del carbón para aumentar la seguridad de suministro y moderar los precios.

La memoria anual de Hunosa recoge que su cifra de negocio en 2017 fue de 34.311.000 euros, de los que el 89,9% de esta cuantía (30.837.000 euros) proceden de la venta de energía. El peso de la venta del carbón térmico (1.342.000 euros) se redujo el año pasado al 3,9%, cuando en 2016 era del 9,5%. Cabe destacar que la totalidad de las ventas de carbón térmico de ambos ejercicios corresponden a los suministros de las centrales de Soto de Ribera y Aboño, ambas propiedad de la compañía eléctrica EdP, principal operador en Asturias. Dichas ventas se realizaron en virtud del contrato de suministro a largo plazo renovado en 2013 entre Hunosa y EdP por el que la primera tiene garantizada la salida de su producción hasta este mismo año. De este modo, la eléctrica portuguesa ha venido dejando claro su compromiso con el carbón nacional, ya que desde hace años se comprometió a adquirir toda la producción que la hullera pone anualmente en el mercado, a excepción de una pequeña cantidad que la empresa pública quema en su central de La Pereda.

El próximo presidente de Hunosa, Gregorio Rabanal, -pendiente tan solo de su nombramiento oficial, tras su designación como consejero de la hullera por la SEPI- ya ha hecho una apuesta por la minería. En declaraciones a este periódico, avanzó que «tendremos que encontrar la forma de extraer algo de carbón más allá del 31 de diciembre», que es la fecha en que finalizan las ayudas de la UE a este sector.

Nicolasa, Santiago y Carrio

Otro detalle de la memoria anual de Hunosa es el referente a su plantilla. Según este documento, la compañía cuenta a día de hoy con 1.098 trabajadores, 168 menos que en el año anterior, de los que 747 pertenecen a la categoría que se conoce como 'obreros' y que son quienes bajan a la mina (posteadores, barrenistas, picadores, artilleros, etcétera). Hunosa cuenta solo tres explotaciones con actividad: Nicolasa, Santiago y Carrio.

La memoria también refleja que los resultados de la compañía pasaron de un resultado negativo neto de 46,4 millones de euros en 2016 a unas pérdidas de 14 millones de euros en 2017, lo que supone una reducción de 32,4 millones. De este modo, la empresa perdió el pasado año un 70% menos que en el ejercicio anterior, gracias a los buenos resultados de su térmica de carbón, la venta de activos, el cobro de sentencias judiciales y el esfuerzo en materia de ahorro.El mantenimiento de la producción de carbón, junto con una mayor retribución del precio del carbón internacional también ayudaron a la reducción de las pérdidas de la compañía minera.

 

Fotos

Vídeos