«Las infraestructuras en Asturias, salvo excepciones, son una maravilla»

Participantes en el acto de entrega del reconocimiento, en Oviedo./
Participantes en el acto de entrega del reconocimiento, en Oviedo.

El consejero delegado del Grupo ACS, Marcelino Fernández Verdes, señala que la digitalización es una oportunidad para las empresas regionales

PALOMA LAMADRID OVIEDO.

Lleva toda una vida dedicado a mejorar las conexiones en distintas partes del mundo. No en vano es consejero delegado del poderoso Grupo ACS, que preside Florentino Pérez. Bajo su visión de experto, Marcelino Fernández Verdes no dudó ayer en afirmar que «las infraestructuras en Asturias, salvo excepciones, son una maravilla». Este ovetense de 63 años recordó cómo, en su niñez, las comunicaciones en la región «sí eran un auténtico problema». Tanto que, cuando jugaba con el Real Oviedo juvenil, tardaba tres horas en llegar a Cangas del Narcea para disputar un partido. No obstante, Fernández Verdes reconoció que «hay que seguir empujando, intentar que se siga invirtiendo, que se conserven y mantengan las infraestructuras». El consejero delegado de ACS, que además ostenta la presidencia de Abertis y Hochtief, subrayó que las infraestructuras son «una de las bases y los pies del desarrollo de cualquier país y, por supuesto, en Asturias son muy importantes». Aunque concluyó que los asturianos pueden estar «muy orgullosos» en este sentido.

Fernández Verdes hizo estas declaraciones en el acto organizado por Asturias Compromiso XXI para entregarle su reconocimiento como Socio de Honor de esta organización, que busca el interés y el progreso de Asturias. En el encuentro, el distinguido quiso lanzar un mensaje positivo que, en su opinión, no es el que se traslada desde la región en muchas ocasiones. «Creo que hay que ser optimistas en general. Asturias es una tierra que tiene mucha historia y fruto de ella la gente ha tenido muchas experiencias y acceso a muchas realidades. La historia es lo que te da más fuerza para seguir hacia delante», señaló antes de recoger el galardón.

En este sentido, hizo hincapié en que, frente a la visión negativa que parte de los asturianos tienen de su propia tierra, la imagen de esta comunidad y sus habitantes es «muy distinta» en los numerosos países que ha visitado a lo largo de su trayectoria profesional. «Tienen la idea constructiva de que los asturianos somos personas que tienden a buscar soluciones», destacó. Así, instó a «no perder la visión global», que en multitud de ocasiones se diluye al analizar parámetros muy concretos.

Aunque aseguró que no tiene una receta mágica para lograr el impulso económico de la región, Fernández Verdes sí ofreció algunas pistas para apoyar el crecimiento empresarial. En este punto, hizo alusión a las comunicaciones que no son físicas, es decir, al mundo digital, que puede suponer una oportunidad para los habitantes de esta comunidad autónoma. «Es algo transformador y también transformará a Asturias y a través de él se viaja», apuntó siguiendo la metáfora de la expansión económica como un trayecto que la propia región puede recorrer al mando de su propio medio de transporte.

«Esa es la siguiente revolución que está en camino y creo que por la curiosidad innata de los asturianos nos va a ayudar mucho en este viaje», indicó sobre la digitalización que deben abordar las empresas para no perder competitividad. Además, el consejero delegado de ACS puso en valor que Asturias «es una tierra luchadora», repleta de personas «con mucha iniciativa», por lo que siempre logra salir adelante ante cualquier circunstancia por negativa que sea. «Solo hay que mirar la historia y creo que esto se seguirá cumpliendo», subrayó.

«Seguir trabajando»

Acerca de su nombramiento como Socio de Honor de Compromiso Asturias XXI, apuntó que «supone un orgullo y un reconocimiento que, generalmente, nunca se espera porque estás fuera y, aunque siempre llevas la tierra contigo a donde vas, que desde dentro te lo reconozcan siempre es una satisfacción y un honor». Sobre su futuro, en el que está llamado a suceder a Florentino Pérez, aseguró que está «en plena actividad profesional» y espera seguir trabajando «durante mucho tiempo».

El encargado de poner en valor la figura de Fernández Verdes fue el presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), Belarmino Feito. «Es un placer descubrir que en esta tierra se han forjado los inicios de Marcelino», manifestó. También intervino en el acto el presidente de Compromiso Asturias XXI, Carlos García-Mauriño, quien destacó que hay 131.757 asturianos en el exterior, por lo que la organización que representa es «una herramienta para ayudar a canalizar el talento».

También aprovechó la oportunidad para ofrecer a Fade la colaboración de Compromiso Asturias XXI para impulsar las 22 medidas presentadas por la patronal para mejorar la economía regional. En concreto, en el aspecto de la formación dual, una opción que también aprobó Fernández Verdes, ya que en otros países europeos funciona. «Desde la organización podremos ofrecer empresas a los futuros becarios», indicó García-Mauriño.

Más

 

Fotos

Vídeos