El Rey pregunta por la situación de los despedidos de Alcoa

El rey Felipe VI, con Javier Fernández y Luis Fernández-Vega, presidente de la Fundación Princesa de Asturias /PIÑA
El rey Felipe VI, con Javier Fernández y Luis Fernández-Vega, presidente de la Fundación Princesa de Asturias / PIÑA

Javier Fernández apuesta por «apurar todas las posibilidades» contra el cierre de Alcoa

EFE

El presidente del Principado, Javier Fernández, ha apostado hoy por «apurar todas las posibilidades» para que Alcoa «revierta» su decisión de cerrar las plantas de Avilés y A Coruña, que cuentan con 317 y 369 trabajadores, respectivamente, aunque ha admitido que «no va a ser fácil».

Fernández, que esta tarde se reunirá en Oviedo con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para diseñar una respuesta conjunta al anuncio de la multinacional estadounidense, ha desvelado que el cierre de Alcoa fue el primer asunto por el que le preguntó ayer el rey Felipe VI a su llegada a Oviedo para presidir hoy la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias.

En una entrevista en Onda Cero, el jefe del Ejecutivo asturiano, que también ha hablado sobre el asunto con las ministras de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha subrayado que lo primero que hay que hacer es pedirle a la empresa que «revierta» su decisión.

Noticias relacionadas

Fernández, quien ha apuntado que ambas ministras se reunirán el martes con los representantes sindicales de Alcoa, ha recordado que la multinacional tiene su centro de decisiones en Estados Unidos y ha lamentado que la empresa no informara con anterioridad de sus decisiones y que optara por comunicar «hechos consumados».

Respecto a la justificación de cierre que ha trasladado Alcoa, que ha asegurado que sus plantas de Avilés y A Coruña están obsoletas, el presidente del Principado ha remarcado que ello sólo es achacable a la propia empresa.

No obstante, ha rechazado que el cierre de Alcoa tenga algo que ver con el cambio de Gobierno porque ello no ha supuesto aún ningún cambio en materia energética y se mantiene el sistema de ayudas y de subastas de interrumpibilidad eléctrica, la herramienta de gestión de la demanda que retribuye a empresas por desconectarse del sistema eléctrico en caso de necesidad

El presidente del Principado también ha reconocido que le «preocupa mucho» el posible cierre adelantado de las centrales térmicas de carbón por el impacto que tendría sobre la industria, ya que el mayor peso de las instalaciones de gas implicaría un encarecimiento de la energía, «que ya es muy cara en relación a países de referencia europeos», ha advertido.

Pese a ello, ha dicho no temer «con carácter inmediato» por la continuidad en Asturias de ArcelorMittal y Asturiana del Zinc, otras dos empresas electrointensivas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos