Javier Fernández pide a Europa que «no pise el acelerador» de la descarbonización

Manuel Menéndez, presidente de EdP; Arcadio Gutiérrez, director del Club de la Energía; Belarmina Díaz, directora general de Minería y Energía; Isaac Pola, consejero de Industria; Wenceslao López, alcalde de Oviedo; Miguel Antoñanzas, presidente del Club de la Energía; Javier Fernández, presidente del Principado; Belarmino Feito, presidente de Fade; Rui Teixeira, consejero delegado de EdP; y Javier Sáenz de Jubera, director general de EdP, instantes antes del inicio de la jornada en el Reconquista./ÁLEX PIÑA
Manuel Menéndez, presidente de EdP; Arcadio Gutiérrez, director del Club de la Energía; Belarmina Díaz, directora general de Minería y Energía; Isaac Pola, consejero de Industria; Wenceslao López, alcalde de Oviedo; Miguel Antoñanzas, presidente del Club de la Energía; Javier Fernández, presidente del Principado; Belarmino Feito, presidente de Fade; Rui Teixeira, consejero delegado de EdP; y Javier Sáenz de Jubera, director general de EdP, instantes antes del inicio de la jornada en el Reconquista. / ÁLEX PIÑA

Fade insiste en que se abarate la tarifa eléctrica para preservar la competitividad de la industria asturiana

L. CASTRO GIJÓN.

El presidente del Principado, Javier Fernández, participó en la inauguración de la jornada energética y aprovechó la ocasión para reiterar la necesidad de que la transición energética sea programada y justa. «No pidamos a Europa que pise más de la cuenta el acelerador de la descarbonización, porque no haríamos otra cosa que aumentar la desventaja industrial de Asturias», reclamó Fernández.

En este sentido, volvió a incidir en la importancia de implantar un arancel medioambiental que frene la «pérdida de competitividad» de sectores como el de la siderurgia frente a otros países. «Competimos en desventaja frente a un triple 'dumping': el social, el fiscal y el ambiental», lamentó el presidente del Principado.

No obstante, señaló que «no somos tan ilusos ni tan suicidas como para oponernos a caminar hacia una economía descarbonizada». De hecho, agregó Fernández, «Asturias no se niega al futuro, sino que se prepara para ganarlo». Prueba de ello, dijo, es la apuesta que hace la región por la movilidad sostenible. Así, en la actualidad existen más de cien puntos públicos de recarga para coches eléctricos, catorce de ellos son de carga rápida y suponen el 10% de los instalados en toda España. Asimismo, la red está siendo utilizada hoy en día por unos 350 vehículos. No en vano, sentenció que «es imprescindible tener tiempo para alcanzar el futuro y para que la prisa por decretar el porvenir a golpe de calendario no arrase el presente».

En términos similares se expresó también el presidente de Fade, Belarmino Feito, quien hizo especial hincapié en la necesidad de darle a la industria un precio energético predecible, estable y competitivo. «Compartimos la idea de que debemos liderar el proceso de descarbonización y preservación del medio ambiente en el planeta, pero no a cualquier precio», reiteró Feito, quien incidió en que «hay margen» para abaratar los costes energéticos.

Algo en lo que también incidió el consejero de Industria, Isaac Pola, quien explicó que Asturias tiene «varias peculiaridades» en cuanto al tema energético. «Nuestra estructura es muy especial y además somos la comunidad más electrointensiva de España», indicó. De hecho, más de un 69% del consumo final en Asturias pertenece al sector industrial. Asimismo, apuntó que en el pasado ejercicio, la combinación de empresas eléctricas e industrias supusieron el 23,8% del PIB asturiano, «algo que no se da en ninguna otra comunidad autónoma y más teniendo en cuenta que somos la única región industrial que no tiene fábrica de coches», matizó.

Más allá de los desafíos que supone la descarbonización, el presidente de Fade remarcó las «oportunidades» de negocio que lleva aparejadas e instó a los sectores económicos asturianos a aprovecharlas. «Hay que sensibilizar a la industria, a los consumidores y a la sociedad para que vean que el autoconsumo es una ocasión para muchos sectores de actividad como el del transporte o la energía», indicó.