Las lácteas van a recurrir los 80,6 millones de multa de Competencia

La Unión de Pequeños Agricultores alerta de que las empresas intentarán repercutir la sanción en los ganaderos

N. A. E..GIJÓN.

Las empresas lácteas Capsa, Danone, Lactalis, Puleva, Calidad Pascual y Nestlé recurrirán la sanción de 80,6 millones de euros impuesta por Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que determinó que intercambiaron información para controlar el mercado y los precios que pagaban a los ganaderos por su leche.

Fuentes oficiales de las cinco compañías -Puleva pertenece al grupo Lactalis- confirmaron a Efe de que presentarán un recurso ante la Audiencia Nacional, que ya estimó parcialmente una de sus demandas en 2018 por «defectos» de forma y que obligó a la CNMC a retomar un proceso que ya había dado por concluido.

Las multas son de 21,8 millones para CAPSA; de 20,2 millones para Danone; de 11,6 para Lactalis; de 10,2 para Puleva; de 8,5 para Calidad Pascual y de 6,8 para Nestlé.

Todas coinciden en su disconformidad con el criterio de Competencia y en que no infringieron la normativa. «No estamos de acuerdo y vamos a recurrir», señalaron a este periódico fuentes de CAPSA.

Por otro lado, en un comunicado publicado ayer, la organización agraria UPA destacó la «satisfacción» de ver cómo la CNMC reconoce que las compañías «se ponían de acuerdo para mantener hundidos los precios que percibían los ganaderos», tal y como ya había denunciado. Sin embargo, advierte del riesgo de que estas empresas «repercutan» la multa en los ganaderos -bajando los precios que les pagan- o en los consumidores -subiéndolos-.

Sobre la sanción a las empresas lácteas también se pronunció el ministro en funciones de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, quien desde Bruselas recalcó que «gracias a la ley de la cadena alimentaria» el sector cuenta con contratos escritos que permiten tener una «mayor estabilidad», por lo que los problemas son «muy diferentes» a los que dieron lugar a la multa.