Treinta kilómetros «contra viento y agua para defender lo que es justo»

Treinta kilómetros «contra viento y agua para defender lo que es justo»
Los trabajadores de Alcoa, con sus camisetas amarillas reivindicativas, el jueves durante la concentración en contra del cierre de la factoría. / MARIETA

Más de 150 trabajadores caminan hoy desde la factoría de Alcoa hasta Oviedo para reivindicar el mantenimiento de la actividad

N. A. ERAUSQUIN GIJÓN.

Saben que el pronóstico del tiempo es malo, que el invierno ha decidido ofrecer un avance precisamente hoy y que caminarán con frío y bajo la lluvia, pero que el fin bien lo merece. Alrededor de 150 trabajadores de Alcoa caminarán hoy desde la factoría de la multinacional en Avilés hasta la Delegación del Gobierno en Oviedo para reivindicar el mantenimiento de la actividad en la planta. Se trata de una marcha «contra viento y agua para defender lo que es justo», aseguraba ayer el presidente del comité de empresa, Sergio Sobrido, que cree, además, que al final serán más de esos 150 inscritos los que decidan sumarse a esta movilización, a pesar incluso de las predicciones meteorológicas.

La salida está prevista a las 8 horas a las puertas de la factoría y la comitiva marchará a pie escoltada por la Guardia Civil, policías locales y otros vehículos de la organización por la carretera vieja de Avilés a Oviedo. Serán más de siete horas de caminata en la que participarán trabajadores de Alcoa, pero también de las auxiliares, que con el cierre ven amenazados sus empleos. Faltarán, sin embargo, muchos empleados cuyas condiciones físicas no están para realizar este exigente recorrido, pero sí se sumarán a la llegada a Oviedo, que tendrá lugar sobre las cuatro de la tarde. A esa hora está previsto que alcancen la meta situada en la Plaza de España de Oviedo. En ella serán recibidos por la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, y por todos aquellos que quieran mostrar su apoyo a la plantilla.

Hasta ahora las muestras de cariño a los trabajadores no han faltado. El jueves cientos de personas se concentraron frente al Ayuntamiento de Avilés en contra del cierre y han sido muchas las instituciones y particulares que han hecho público su rechazo a la decisión de la multinacional. Ayer mismo el Pleno del Ayuntamiento de Siero aprobó una declaración institucional contra el cierre en la que insta a las administraciones a tomar todas las iniciativas necesarias para revertir la situación. Además, la Unión de Comerciantes de Avilés y Comarca se reunió con el comité de empresa junto con los representantes de las uniones comarcales de CC OO, UGT y USO y les trasladó su respaldo en esta lucha.

Asimismo, el comité se ha visto desbordado por peticiones para hacerse con alguna de las camisetas amarillas que ya han convertido en un símbolo de su lucha. Por ello, contarán, a partir del próximo martes, con un punto de suministro en pleno corazón de Avilés, en un establecimiento ubicado en la Plaza de España, número 2. Las prendas se venderán por cuatro euros cada unidad, su precio de coste, sin que el comité obtenga ningún tipo de beneficio. El único objetivo es teñir de amarillo las movilizaciones.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos