La negociación con Arcelor fracasa y se confirma la huelga para este mes

Trabajadores del tren de carril de la factoría de ArcelorMittal en Gijón. /  DANIEL MORA
Trabajadores del tren de carril de la factoría de ArcelorMittal en Gijón. / DANIEL MORA

Los sindicatos confían en que los paros, convocados para el 23 y el 27 de abril, «sean un éxito» y ayuden a desbloquear el diálogo sobre el acuerdo marco

LAURA CASTRO GIJÓN.

La huelga es «inevitable». Así lo afirmaban ayer los sindicatos tras salir de la sexta reunión de la comisión negociadora del acuerdo marco celebrada en el País Vasco, de nuevo, sin acuerdo. Arcelor no cede, insiste en que la situación económica que prevé para este año no es buena y se niega a conceder la subida salarial del 4% que reclaman los representantes de los trabajadores. La empresa siderúrgica no se mueve del 0,4% de aumento y, por tanto, los paros convocados para el 23 y el 27 de este mes siguen en pie.

«La huelga es inevitable. No quieren moverse de su planteamiento y siguen sin aportar dato alguno que justifique la gravedad de la situación actual que ellos alegan y que avalaría la necesidad de un acuerdo marco de mínimos», explicó José Manuel Castro, secretario general de CC OO en Arcelor. La empresa, en cambio, manifestó ayer su «sorpresa» por la postura adoptada por los sindicatos e insiste en que los dos próximos trimestres apuntan a un empeoramiento de la coyuntura económica del grupo, que afronta una caída de pedidos por la crisis del diésel, la guerra arancelaria entre Estados Unidos y China y el 'Brexit'.

De poco sirven las justificaciones que da la compañía, pues los últimos datos económicos que manejan los sindicatos dibujan un escenario completamente diferente. «El grupo, tanto en Europa como en el ámbito mundial, está en una situación excelente. Incluso, los resultados del clúster de Asturias son de récord», afirmó Raúl Cueto, secretario general de la sección sindical de UGT en Arcelor. «No tenemos más remedio que acudir a la huelga», subrayó.

«Máximo apoyo»

Todos los centros de Arcelor afectados por el acuerdo marco participarán en la huelga. En un principio solo algunos habían confirmado su apoyo a los paros, pero finalmente los comités de empresa de las distintas factorías decidieron sumarse ante la falta de avances en la negociación del documento que rige las relaciones laborales dentro de la mayor parte del grupo en España. La última factoría en certificar su adhesión fue ayer la de Sagunto (Valencia), aunque ya se había trasladado que se sumaría a la huelga. «Hay que estar unidos, en un momento en que se pretende conseguir unos acuerdos acordes a la situación actual de la empresa», señaló su comité a través de un comunicado. También la Corriente Sindical de Izquierda (CSI) apoyará la huelga. Si bien en un principio había decidido mantenerse al margen de la postura adoptada por los sindicatos mayoritarios, tras la reunión de ayer en País Vasco optó por sumarse a la protesta.

«Solicitamos a todos los trabajadores el máximo apoyo a los paros, para que la convocatoria de huelga sea un rotundo éxito y seamos capaces de desbloquear esta situación», reclaman los sindicatos. Hoy volverán a reunirse con la empresa para tratar los servicios mínimos que se pondrán en marcha en los días de parada.

Asimismo, los representantes de los trabajadores han pedido a la plantilla que mientras persista el bloqueo de la negociación del acuerdo marco se abstengan de realizar horas extra, más allá de las recogidas en el convenio colectivo como fuerza mayor.