La nueva Comisión apuesta por un arancel ambiental

El futuro vicepresidente de la Comisión Europea para el Acuerdo Verde, Frans Timmermans, prometió ayer una profunda renovación medioambientalista desde la premisa de que «luchar contra el cambio climático no daña a la economía». En este sentido, reconoció que las regiones carboneras tendrán que hacer un esfuerzo mayor de transición, pero defendió que contarán con más respaldo. «Habrá que mantener a las personas en esas regiones y crear una economía circular», declaró Timmermans, que además defendió «un impuesto fronterizo al carbono para nivelar el terreno para los productos europeos».